Módulos Temas Día

Más allá del efectivo Felipe Rincón Felipe Rincón

Top 5 innovaciones en el mundo de pagos que le mejorarán la vida a los comerciantes

En nuestro anterior blog hicimos el Top 5 de las innovaciones de pagos que cambiarán la vida de los consumidores, y en esta ocasión, presentamos el mismo Top pero para los comercios.

Sin duda, los medios electrónicos de pago les facilitan las cosas a los comercios y, sobre todo, ayudan a cumplir su meta más importante:

Vender más.

También ayudan y mucho, a otro propósito clave, que es tener una

operación eficiente

. Esto es fundamental porque tiene que ver con la posibilidad de reducir costos y ser más competitivos.

Los competidores de la industria de pagos trabajan arduamente para ofrecer nuevas soluciones y tecnologías que motiven a los comercios para que prefieran los medios electrónicos sobre el dinero en efectivo, y que les traigan valor en esas dos áreas que mencionamos: incrementar ventas y mejorar eficiencia operacional.

A continuación, presentamos el top 5 de innovaciones de la industria de pagos que generaran beneficios a los comercios en esos dos frentes en un futuro cercano:

1.            ¡Del POS a lo digital!

Hace unos años los pagos electrónicos solo se podían realizar de manera presencial y a través de un dispositivo que llamamos POS (por la sigla Point of Service en inglés). De hecho, hoy todavía la mayoría de las transacciones se canalizan por ese medio.

Sin embargo, gracias a la llegada de Internet y los Smartphones, surgieron las transacciones digitales, que se pueden realizar a través de páginas web, aplicaciones en el celular e incluso otros dispositivos como botones físicos de pago. Ese tipo de transacciones, que hasta ahora se han utilizado primordialmente en comercio electrónico serán usadas para transacciones de “presencia física” también.

Eso implica, por ejemplo, que ya no sea necesario que los clientes hagan una cola para elegir su producto y pagarlo, y después otra cola para recibirlo; pueden hacerlo todo prácticamente con un solo clic en su móvil.

 

También, ahora podemos comprar nuestras entradas al cine sin tener que estar físicamente en el lugar, ahorrándonos valiosos minutos. Inclusive en otros países de la región existen cafés que han implementado aplicaciones que ayudan a evitar las tediosas colas, y que permiten realizar tu pedido y pagarlo desde tú celular, para recogerlo en el mostrador cuando esté listo.

Seguramente los POS no desaparecerán en el corto plazo, pero veremos cada vez más una mayor participación de transacciones digitales y con ello grandes beneficios para los comercios.

2.            Blindaje para los hackeos

Y ya que mencionamos las transacciones digitales, hay que hablar sobre cómo funciona este proceso para minimizar los riesgos para los usuarios. Cuando una persona quiere comprar un producto o servicio en un comercio de manera digital, introduce los datos de su tarjeta a través de una plataforma tecnológica que capta esos datos. Estos, incluyendo el número de tarjeta e información personal, viajan a través de los mecanismos de comunicación y, por ende, están sujetos a riesgo de hackeo.

Mediante tecnologías de Tokenización, el número de la tarjeta se reemplaza por un número token de uso único para esa transacción en particular, por lo cual, en una situación de hackeo, el sistema de pagos no va a ser comprometido y el consumidor no se verá afectado.

Es así que en transacciones digitales el comercio recibe la autorización del pago sin haber entrado en posesión de los datos de la tarjeta del usuario. De esta manera, si un hacker entra a la base de datos del comercio – o de un tercero contratado por el comercio – no va a encontrar información y no se verán perjudicados, ni el comercio ni el consumidor.

Este tipo de tecnologías apunta a resolver uno de los problemas clave que afectan el desarrollo del comercio electrónico, como es la desconfianza de los consumidores, y se reflejará en mayores ventas y eficiencias.

3.            ¡Es tan complicado demostrar que soy yo, que mejor no compro!

Los consumidores dejan de realizar compras en línea porque les resulta tedioso llenar tantos campos en una página web para poder realizar un pago, o recordar la contraseña de un comercio en el cual se registró hace meses. Toda esta información es necesaria para asegurarse que es efectivamente el dueño de la tarjeta quien realiza la operación y no un defraudador.

El problema es que la experiencia de usuario termina siendo tan mala, que muchos consumidores terminan dejando la transacción a la mitad o simplemente prefieren no intentarlo en lo absoluto. Por ello, se han creado mecanismos de autenticación más eficientes y simples como la huella digital y el reconocimiento facial, entre otros.

Muchos hemos probado los beneficios de esas tecnologías como consumidores. Un ejemplo es la compra de aplicaciones o contenidos en el celular, a través del cual se hace un proceso de autorización instantáneo mediante la huella, tanto para la escogencia del producto como para el pago en sí mismo.

Esta experiencia mejorada para el cliente no será un beneficio exclusivo para los grandes comercios que o bien controlan el ecosistema de los teléfonos inteligentes, o tienen gran información del usuario por tener una relación constante con él, que le permite identificar mejor los intentos de fraude. Comercios medianos y pequeños podrán también recibir pagos, tanto presentes como no presentes, en los cuales los consumidores se identifiquen a partir de elementos biométricos o medios físicos, generando una excelente experiencia de pago.

4.            Un solo POS que acepta todas las tarjetas

¿A qué comercio no le gustaría tener un solo POS que acepte todas las tarjetas en lugar de varios para cada marca? La respuesta es evidente, obviamente a muchos. Sería más simple tener para los comercios tener un solo POS. En Perú, a diferencia de varios países de Latinoamérica, todavía se debe preguntar al consumidor que tarjeta usará para pagar.

Ya en el 2018 llegaron los modelos de pagos que permiten la aceptación universal a través de un solo POS, el cual se ha ofrecido a pequeños comercios. Seguramente en un futuro veremos modelos que le lleven este beneficio a todo tipo de comercios.

5.    Factura, contabilidad, inventario y pago, en un solo paso

  Normalmente, en los comercios se designa una persona que se encarga de operar la caja registradora, para dejar una constancia de la venta. Es usual que estos funcionarios tengan que realizar un proceso adicional para el pago, es decir, realizar la transacción en el POS. Esto implica, por ejemplo, el ingreso manual del monto de la venta.

Para no generar pasos innecesarios, lograr eficiencias y mejor servicio, existirá la posibilidad de tener el POS y el sistema interno de contabilidad e inventarios conectados. Así, cada venta se conecta con cada flujo que va a recibir el comercio, y es posible realizar un proceso de reconciliación automática con otros sistemas, como, por ejemplo, el de inventario.

Esto permite un ahorro de tiempo importante al comercio, reduce el tiempo en punto de venta para los consumidores con lo cual se reducen las filas, se mejora la experiencia del comprador, y se minimizan los riesgos de fraude interno.

Estos cinco ejemplos ilustran los beneficios que traen los medios electrónicos de pago y cómo se les va a “cambiar la vida” a todo tipo de comercios para bien. Esto es fundamental para el país, porque al final del día impacta también la competitividad, el crecimiento de la economía y el bienestar de todos.

 

 

 

 

Leer comentarios ( )