Módulos Temas Día

Más allá del efectivo Felipe Rincón Felipe Rincón

Una ventaja para algunos que debería ser para todos

Hace unas semanas se anunció en Lima el inicio de operaciones de las plataformas Izipay y VendeMás, unos servicios de pago que ofrecerán a los comercios la posibilidad de aceptar todas las tarjetas de crédito o débito que operan en el mercado peruano.

Hace unas semanas se anunció en Lima el inicio de operaciones de las plataformas Izipay y VendeMás, unos servicios de pago que ofrecerán a los comercios la posibilidad de aceptar todas las tarjetas de crédito o débito que operan en el mercado peruano.

Hasta aquí una buena noticia, pues debería ser el inicio de un proceso de apertura hacia la interoperabilidad total de los sistemas de tarjetas y transacciones electrónicas para bien de los comercios, restaurantes, hoteles, etc. así como para los usuarios finales que podrían acudir a estos establecimientos y usar cualquier tarjeta en un mismo POS que acepte todas las tarjetas.

Pero, ¿qué es la “interoperabilidad total” a que nos referimos? Bueno, se refiere precisamente a eso, es decir, a que todas las tarjetas puedan ser aceptadas por todos los POS del país. Hoy en día en el Perú la experiencia de comercio y consumidores es muy mala en este aspecto. Como consumidores, todos hemos vivido la experiencia de  que nos pregunten sobre la marca que vamos a utilizar para hacer un pago. En muchos casos esto implica demoras en el momento de pago, y en general, una mala experiencia para el consumidor.

Para el comercio la situación no es mejor. La necesidad de contar con muchos POS para poder aceptar todas las tarjetas hace ineficiente y costosa la operación. Por ejemplo, los meseros de un restaurante gastan valioso tiempo adicional, y en general, tienen que asumir los costos de contar con dos proveedores para un mismo servicio, cuando en el mundo sólo es necesario tener un solo proveedor.

La situación actual en el mundo de pagos en Perú es retrasada en ese sentido. Solo que nunca hemos conocido otro mundo y nos parece normal. Si hacemos un paralelo para el caso de la telefonía, qué diríamos de un país en el que todos tenemos que andar con dos celulares, uno para hablar con nuestros amigos que han elegido la marca A y otro para hablar con los que han elegido la marca B. Es absurdo ¿no?

Pues esa es la situación actual de la industria de pagos en el Perú. Por eso, los anuncios de Izipay y Vendemás son tan importantes. No obstante, son un primer paso bastante tímido. La gran pregunta que los consumidores y autoridades le van a hacer a la industria es: Y ¿por qué no le ofrecen la interoperabilidad a todos los comercios? ¿Por qué sólo a unos?

Por el modelo de negocio que implementaron los operadores actuales, la aceptación universal (de todas las tarjetas) solamente se le ofrece a los comercios que cumplan ciertas condiciones. Por lo tanto, es una buena noticia para algunos solamente, pero para la mayoría de comercios del país la opción no está disponible. Ellos tendrán que mantenerse bajo el yugo de la prehistórica pregunta: “¿Mastercard o Visa?”.

Claramente no será así. Este importante paso de la industria hace evidente que el próximo paso debe darse pronto, porque los comercios con toda la razón lo demandarán, y como industria no podemos darnos el lujo de tomarnos mucho tiempo.

No es un camino fácil porque se requiere la coordinación de muchos actores y el respaldo de las autoridades. Hay dos caminos para lograrlo, uno que es sub-optimo y otro que es el ideal. En el próximo blog les estaremos contando cuáles son las opciones y por qué recomendamos una en particular.

 

 

Leer comentarios ( )