Módulos Temas Día

Marcas & Mentes Lizardo Vargas Bianchi Lizardo Vargas Bianchi

Branding y sonido de alimentos

El reporte de una reciente investigación sobre los sonidos y los alimentos empacados expone aspectos sobre las percepciones del consumidor, la marca y percepciones del producto.

El reporte de una reciente investigación sobre los sonidos y los alimentos empacados expone aspectos sobre las percepciones del consumidor, la marca y percepciones del producto.

La revista especialidad Flavour recoge el artículo titulado “ Expectativas sensoriales provocados por los sonidos de abrir el envase y verter una bebida”, donde presenta distintos aspectos del campo de la psico-acústica que son susceptibles de vincularse con una marca y su experiencia de consumo.

En breve los autores argumentan con base en distintos casos que el sonido producido por un producto contribuye a lo que el consumidor piensa sobre el mismo. El estudio se centra básicamente en bebidas empacadas, en particular los sonidos que hacen cuando se abren las latas, botellas u otros formatos de envases de bebidas. No obstante sus ejemplos presentan todo un campo donde también se pueden incluir los alimentos y sus distintas formas y materiales de empaque.

Uno de los puntos más interesantes del artículo es cuando afirma que los sonidos que oímos originan expectativas sensoriales relacionadas con el sabor del alimento o bebida, así como las expectativas hedónicas relativos al disfrute en la experiencia de consumo. Esta variable de expectativa o pronóstico de bienestar es, de alguna manera, una satisfacción previa al consumo pero que origina en el mismo producto.

Sin embargo el paper versa, más que nada, sobre el potencial de los sonidos de las bebidas en cuanto que éstas vierten información sobre su temperatura y su nivel o tipo de carbonatación. Incluso sugieren que algunas formas particulares de botellas pueden ofrecer sonidos especialmente agradables.

Mientras que en ninguno de los casos que hemos analizado tienen oyentes sido perfecto en términos de discriminar el significado (o asociación) de la abertura de vertido y sonidos que han escuchado, que, sin embargo, han sido significativamente mejor que el azar.

Lo que los autores aún no logran establecer de manera convincente es si tales expectativas auditivas pueden influir en los juicios sobre las propiedades sensoriales de la bebida, como por ejemplo su dulzura o acidez. O si los sonidos, cuando se asocian con una marca específica (como el gas y hielos con la Coca Cola), puede originar calificaciones hedónicas controladas sobre el producto y su marca.

Este estudio aporta nuevas luces al campo de las comunicaciones de marca, en aspectos sensoriales que pertenecen a un campo de alto potencial aún a ser explorado y usado.

 

 

Leer comentarios ( )