Módulos Temas Día

Disrupcion en la nube

El mundo cambia cada vez más rápido, ¿tenemos la capacidad de adaptarnos?

Escrito por José Villalón, Gerente de Ingeniería de Soluciones

Todos somos conscientes de la aceleración del cambio: los adelantos tecnológicos en el siglo XII tomaban 100 años para que el mundo se viera drásticamente transformado, a inicios del siglo XX se necesitaban 30 años y hoy ,entre 5 y 7 años. Si nos parece rápido, imaginemos como será dentro de 5 años, durante los siguientes 3, ¿y luego? A esto, sumemos que los avances tecnológicos se logran basándose en avances anteriores, y por ello la frecuencia en la que aparecen nuevos cambios también tiene un crecimiento exponencial.

De lo que no somos conscientes es de la capacidad de adaptación. Ahora hay menos tiempo para adaptarse a más cambios, por lo que la mayoría opta por enfocarse en los más importantes, pero, ¿no sería mejor enfocarse en cambiar para ser adaptable al cambio?

La mencionada velocidad de cambio no solo trae retos sino también habilitadores para ser más adaptables al mismo. Los más importantes son los conocidos como el modelo de servicios. La “Nube”, como muchos lo llaman en la industria de computación, es la capacidad de un sistema informático de almacenar datos y ejecutar aplicaciones empresariales en servidores que pueden ser accedidos instantáneamente y de manera costo efectiva desde cualquier parte del mundo.

Con los servicios en la Nube se logra flexibilidad para manejar el cambio con agilidad, confiabilidad y seguridad que superan largamente a las más grandes corporaciones para sus sistemas convencionales. Si hay alguna excepción, la diferencia de costos es abismal. A la fecha, la seguridad es uno de los puntos más fuertes de la oferta en La Nube; sus servicios han implementado y desarrollado protocolos de seguridad mucho más robustos que el centro de cómputo promedio en las instituciones de las empresas.

Sus más importantes modalidades son:

  • IaaS (Infrastructure as a Service):  permite ser más adaptable al cambio aumentando la capacidad de computo; servidores, procesadores, memoria, almacenamiento.
  • PaaS (Platform as a Service): dependiendo del proveedor; Bases de Datos Autónomas (para el caso de Oracle), Inteligencia Artificial, ChatBots, Machine Learning, Big Data, etc.
  • SaaS (Software as a Service): no solo se trata de Software sino de aplicaciones. Existen las comunes como Correo, Ofimática (Procesadores de texto, Hojas de Cálculo), entre otras, más las indispensables para la operación, equivalentes a los “tradicionales” ERP, CRM, y demás, pero incorporando la flexibilidad y las tecnologías de los precedentes (IaaS, PaaS).

Las aplicaciones “tradicionales” fueron diseñadas y desarrolladas en los 70’s, actualizadas a través del tiempo, pero con las limitaciones de su diseño original. Asimismo, se estructuraron manejando los tiempos y velocidad de cambio de la época, los cuales son impensable para nuestros estándares actuales. Cada adaptación al cambio tiene una gran lista de requerimientos de tiempo y costo…… y es que cuando fueron diseñados eran un lujo y no había tanto apuro. Ese estilo antiguo de computación no ofrece la escalabilidad ni el “time to market” que las organizaciones y los clientes demandan hoy.

En conclusión, algunos de los sistemas tradicionales no están preparados para ser adaptables al cambio con la velocidad y frecuencia de hoy, las cuales seguirán incrementándose.

Es así que las casas de software de aplicaciones empresariales han volcado su atención a los desarrollos en la Nube, pero no todos han tenido la habilidad de cerrar la brecha de casi 50 años y siguen sin ser adaptables al cambio. Continuando con sus sistemas tradicionales modificados, montados sobre la capa más básica (IaaS), formando alianzas y manteniendo la complejidad de unir varias piezas de diferentes fabricantes (Hardware, Software, Hosting, Seguridad), este modelo solo flexibiliza la capacidad de cómputo pero hereda una serie de factores negativos, como especialistas diferentes para la operación y soporte de cada componente separado.

Por otro lado están los que sí adoptaron una estrategia SaaS, desarrollando nuevos sistemas pensados en el presente y futuro, no sólo incorporando ya las mejores prácticas del mercado y las nuevas tecnologías, como lo son los Analíticos en tiempo real, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Chatbots, Internet de las Cosas, entre otros, sino incorporando tecnologías emergentes de forma simple y rápida , mediante “Updates” (Como el app de un smartphone) y ya no “Upgrades”que duran meses y cuestan fortunas.

Por ejemplo Oracle está liderando el crecimiento de este mercado gracias a que cuenta con una amplia oferta de aplicaciones SaaS, todas integradas en un único modelo de datos, no importando si desea empezar por gestión financiera del siglo XXI o comercializar por múltiples canales, entender a sus clientes y tendencias, ofrecer campañas personalizadas y comunicaciones relevantes, aumentar su tasa de conversión en su e-commerce, gestionar su fuerza de venta en campo, brindar atención personalizada,  gestionar el recurso humano, administrar flota y cadena de distribución o suministro.

Una de las grandes ventajas que ofrece la marca es que contar con múltiples centros de datos propios, distribuidos por el mundo, ofreciendo a clientes una solución de punta a punta con un solo proveedor y con un modelo de comercialización de tipo suscripción que se ajusta a la elasticidad que el mercado demanda.

Antes de seguir invirtiendo en ampliar su tecnología antigua o sucumbir ante “Auditorias”, lo invitamos a que analice las opciones actuales, y si esas aplicaciones verdaderamente aumentarán su capacidad de adaptarse al cambio.

 

 

Leer comentarios ( )