Al cierre del tercer trimestre del 2014, las entidades bancarias recibieron solo nueve por cada 10,000 operaciones que realizaron, dato similar al registrado al finalizar setiembre del año anterior, informó Asbanc.

Además, subrayó que se pueden encontrar si se comparan las cifras sobre reclamos por servicios financieros que llegan a las entidades bancarias peruanas con los que se reciben otros países de la región.

Así, por ejemplo, en México, el sistema bancario recibió 116 reclamos por cada 10,000 tarjetas de débito en el 2013. Una cifra muy superior a la registrada en el Perú, ya que en similar periodo, los bancos peruanos recibieron 17 reclamos por cada 10,000.

Señaló que uno de los pilares sobre los que se fundamenta la fortaleza de un sistema financiero sano es, sin lugar a dudas, su buena relación con el público.

Ello constituye un elemento clave, en la medida que la confianza del consumidor financiero en las instituciones del sector permite el desarrollo normal de las transacciones y el crecimiento de las mismas, tanto en monto como en número.

En ese sentido, Asbanc manifestó que se vienen realizando una serie de esfuerzos para promover una buena relación con el usuario financiero.

Así, en el Perú se encuentra a disposición de los consumidores la Defensoría del Cliente Financiero, una instancia creada por los bancos y que resuelve los reclamos planteados por consumidores de servicios y productos financieros, luego de reclamar previamente en la propia entidad.

A través de esta vía se promueve las bondades de la conciliación entre los consumidores y las entidades financieras.

"Las entidades bancarias del país, conscientes que la transparencia y protección al consumidor es un factor relevante en el objetivo de incluir a más peruanos dentro del sistema financiero formal, cumplen a cabalidad la normatividad existente al respecto, y trabajan de manera decisiva en optimizar su relación con los clientes", aseguró.

Finalmente, resaltó que la banca peruana continuamente realiza mejoras en la atención de reclamos, lo cual se constituye en una tarea crucial de la industria.