Módulos Temas Día

¿Qué es la defraudación tributaria?

Fernando Zegarra, abogado del estudio Iura Lex, explica detalles a propósito de la declaración anual de renta y pago de impuestos.

¿Qué es la defraudación tributaria?

¿Qué es defraudación tributaria?

En marzo se dará inicio al vencimiento para la presentación de declaraciones de renta y el pago de impuestos del 2017. Y muchas veces ocurre que las empresas no declaran bien lo que deben por lo que, consciente o inconscientemente, incurren en un ilícito penal.

¿Qué es la defraudación tributaria?
“Es un delito que es sancionado en nuestro ordenamiento jurídico penal. Cualquier persona que tenga 18 años o más y esté haciendo una relación comercial se expone a cometer un ilícito penal siempre y cuando cumpla con ciertos presupuestos”, dice Fernando Zegarra, abogado del estudio Iura Lex.

Los mecanismos más utilizados, por desconocimiento según Zegarra, son la compra de facturas como comprobantes de pago . Es decir, la persona natural con negocio propio que, para tratar de utilizar un crédito fiscal del IGV y no pagar mucho tributo o impuesto a la renta, comienza a comprar facturas clonadas o le pide a una persona como favor que le entregue facturas. Algunos contribuyentes también mandan a imprimir facturas de una empresa conocida con una enumeración paralela.

En cualquiera de esos supuestos, se crean ilícitos donde se afecta la recaudación del fisco. Esto se sanciona con penas que pueden ir de 8 a 12 años de cárcel efectiva de acuerdo al especialista.

En el caso de una persona natural registrada con negocio propio, el responsable ante este delito es el ciudadano; en empresas E.I.R.L., es el titular gerente; en S.A. o S.R.L., es el gerente general; sin embargo, el código tributario también establece responsabilidad sobre el administrador de hecho o la persona que en la práctica maneja el negocio. También podría serlo el contador porque este declara los impuestos.

Otras formas de incurrir en defraudación tributaria son a través del ocultamiento, que son ingresos no declarados u omitidos, o no entregar a la Sunat el monto de las retenciones o percepciones de tributos que se hubieren efectuado, dentro del plazo que fija la ley.

“Si facturé S/ 100,000 y oculté la mitad genero un perjuicio al fisco. También se puede dar el ilícito con la venta de mercadería no declarada. No se formalizan muchas denuncias por defraudación tributaria porque la Sunat encuentra desbalance patrimonial o inconsistencia de operaciones no reales e invita al contribuyente a subsanar”, asegura Zegarra.

Esto ocurre porque la Sunat no fiscaliza inmediatamente un ejercicio contable.

Cuando se está en temporada de declaración del impuesto a la renta, si un contribuyente tiene una factura comprada, de favor o clonada, la Sunat, durante el 2018 y 2019, va a revisar las declaraciones de IR y va a encontrar recién las inconsistencias luego de 2 años. Es ahí donde notificará a los contribuyentes.

“Ellos pensarán que el tema había quedado en el pasado pero la Sunat le va a reclamar. Lo que ocurre después es que los contribuyentes lo niegan”, comenta el especialista.

Los contribuyentes que incurren en este delito también pueden ser sujetos de días multa de sanción de acuerdo a la gravedad del ilícito.

Para enfrentar esto, el Estado sabe los movimientos que se hacen en el sistema financiero a nivel notarial, registral y otros.

Actualmente, la Sunat tiene una información respecto a inconsistencias en lo declarado y pagado. “Manejan cuadros comparativos de giros de negocio similares. Saben cuánto factura un taller de mecánica y cuánto su competencia, conocen sus gastos y costos. Cuando comparan, encuentran inconsistencias”, dice el abogado.

Lo que termina sucediendo es que muchos contribuyentes pasan compras personales, almuerzos, licores y combustible, entre otras cosas. Cuando mandan el gasto, se revisan las inconsistencias y se tiene que pagar el tributo, la multa e intereses financieros.

Leer comentarios ( )

Ir a portada