Módulos Temas Día

Murdoch regala millones a equipos de fútbol en Europa

La burbuja de los derechos es un regalo de los dioses para los equipos de fútbol europeos y sus doradas estrellas, pero para aquellos que lo pagan, no tanto.

notitle

(Bloomberg) Europa está loca por el fútbol en este momento con la Eurocopa que se inició en Paris el viernes. Y el mismo desquicio hay en este continente alrededor de la oferta por los derechos televisivos de este deporte.

Sky, de Robert Murdoch, ha tenido que desembolsar 3,500 millones de euros (US$ 4,500 millones) para mantener la mayoría de las transmisiones de la liga de futbol alemana hasta el 2021 --un incremento del 80% respecto del último paquete–. El costo promedio por partido aumentará 90%, de acuerdo a analistas de Credit Sights. Esto sigue al acuerdo televisivo por la Liga Premier de fútbol británica, donde el precio de Sky saltó un 70% a 4.200 millones de libras (US$ 5,000 millones).

En realidad, los Murdoch tienen pocas opciones aparte de seguir pagándolo. Sky se construyó a base de futbol y perderlo ante la competencia le haría mucho daño –de ahí el salto del 3% en el precio de la acción el jueves–. Solo habría que preguntarle a Vincent Bollore, presidente de Vivendi, a quien bloquearon su intento de asegurar los derechos de la liga de futbol francesa a través de un trato de 1,500 millones de euros con el canal deportivo de Qatar beIN, para transmitirla en exclusiva.

El Canal Plus de Vivendi había sido dueño de todos los derechos franceses antes que los qataríes, y se arrepiente de haber hecho una oferta ahora que los reguladores locales han decidido que su trato con beIN dañaría a la competencia.

El mayor impulsor de las ventas y la recaudación de efectivo de Vivendi, Canal Plus, ha venido perdiendo a unos 100,000 clientes franceses al año desde que el acaudalado país petrolero, Qatar, se hizo con la mayoría de los mejores deportes del país. Bollore presionó fuertemente por el trato con beIN, argumentando que era esencial devolver la transmisión a Canal Plus en Francia para ganar dinero. Como quien recibe una patada de Roy Keane, todavía debe de estar doliéndole.

Con todo esto en mente, es fácil entender lo que Sky está pensando. Aun en la era de YouTube y Netflix, los eventos deportivos siguen siendo uno de los espectáculos por los que la gente está dispuesta a desembolsar dinero. Para las compañías de televisión de paga, la ecuación es simple: si pierdes los mejores derechos, pierdes clientes. Mejor soltar ahora el dinero, antes que abrirle la oportunidad a alguien más.

Aun así, la apuesta de Murdoch difícilmente está libre de riesgo, a pesar del alivio respecto de las acciones que fueron impulsadas por la certeza de costo. La burbuja de los derechos es un regalo de los dioses para los equipos de fútbol europeos y sus doradas estrellas, pero para aquellos que lo pagan, no tanto.

Podría haber sido peor para Sky por el hecho de que en la Deutsche Telekom no ganó ningún partido. Por lo que Alemania no se parecerá al Reino Unido donde el líder de telecomunicaciones BT ha surgido como un fuerte rival para la transmisión de fútbol.

Pero Sky todavía necesita demostrar que el enorme cheque para la Bundesliga valió la pena. Un analista dijo que la eliminación gradual de los costos del trato significa que está elevando su estimación para el ebita de Sky en 2018 por un 7%, pero bajando a 6% en 2020. La apropiación de la televisión de paga es más baja en Alemania que en el Reino Unido y Sky tiene su trabajo definido construyendo un negocio de 10 millones de suscriptores.

Murdoch estará contento de tener aún un boleto para el partido, a diferencia de su colega millonario Bollore. Pero después de haber quedado escaldado con el precio, no le queda margen para un tropiezo.

Esta columna no refleja necesariamente la opinión de Bloomberg LP y sus dueños.

Leer comentarios ( )