(Bloomberg) Una encuesta de Intel reveló que son las mujeres las abanderadas de la tecnología por encima de los hombres.

El estudio encargado por Intel Corporation y realizado por examinó las actitudes globales en relación con las percepciones existentes sobre los desafíos de la innovación tecnológica.

Primera conclusión: las mujeres de más edad y las que viven en mercados emergentes están entusiasmadas con el papel de la tecnología en sus vidas. El documento detalla de que a nivel mundial, las mujeres mayores de 45 años de edad son ligeramente más propensas que las mujeres más jóvenes a decir que la gente no utiliza lo suficiente. También son más propensas a decir que la tecnología vuelve a la gente más humana y ayuda a profundizar sus relaciones.

Estas fans de la tecnología se revelan más aun en los mercados emergentes, como China, donde más de 7 de cada 10 mujeres mayores de 45 años creen que la gente no utiliza la tecnología lo suficiente.

En los mercados emergentes, las mujeres creen que las innovaciones impulsarán una mejor educación (66%), el transporte (58%), el trabajo (57%) y la salud (56%). Para mejorar sus experiencias, las mujeres de los mercados emergentes estarían dispuestas a adoptar tecnologías que otros consideran que son demasiado personales: software que vigile sus hábitos de trabajo (86%), los hábitos de estudio de los estudiantes (88%) e incluso cuartos de baño más inteligentes que controlen su salud (77%).

"Históricamente, las mujeres se han convertido en ávidas usuarias de la tecnología cuando esa tecnología resuelve un problema, nos ayuda a organizar nuestras vidas y la de nuestras familias, así como nos ayuda a ahorrar tiempo y aprovecharlo mejor", añadió , antropóloga y directora de Interacción y Experiencia de investigación de Intel Labs.

Riqueza y solidaridad La investigación se realizó a 12 mil personas en Brasil, China, Francia, la India, Indonesia, Italia, Japón y Estados Unidos. Allí se reveló que las personas con ingresos elevados son las más dispuestas a compartir anónimamente datos personales, como resultados de pruebas de laboratorio e información de viajes. También son las más propensas a poseer dispositivos de tecnología y comprometerse con la tecnología habitualmente.

Sin embargo, la investigación reveló que es posible incentivar los hábitos de compartir información al mostrar sus beneficios específicos. Por ejemplo, cuando se le preguntó si iban a compartir información personal para reducir los costos de los medicamentos, el número de consumidores de bajos ingresos que anteriormente no estaban dispuestos a compartir sus datos cambió y adoptó una actitud positiva, a un espectro significativo, del 66 al 80%.

Mostrar los beneficios personales es la forma más convincente de cerrar la brecha entre los que compartirán información y los que no. Además, mostrar los beneficios sociales, como la mejora de los tratamientos de salud o la reducción de los costos de los desplazamientos, ayuda a que las personas reflexionen sobre sus hábitos de compartir información.

CIFRAS Y DATOSDistancia. 59% de los millennials (nacido entre 1980 e inicios del 2000) sienten que la sociedad se basa demasiado en la tecnología y vuelve a las personas menos humanas (61%).Compartir. Más de un tercio (36%) piensan que la tecnología debe aprender sobre sus comportamientos y sus preferencias cuando la usan.De avanzada. Positivos con relación al futuro de la tecnología en sus países, más de un 70% de los milenarios favorecerá sistemas de aparcamiento público y control del tráfico inteligentes para los vehículos de emergencia, aplicaciones que vigilen sus hábitos de trabajo y píldoras inteligentes que controlen su salud.