Los personas de 19 a 35 años van ganando más participación en el y, por ende, las grandes empresas que los emplean registran alzas en sus niveles de rotación.

Los pueden ser innovadores y creativos, pero no sol fieles. Y las compañías enfrentan actualmente el reto de encontrarlos, contratarlos y mantenerlos 'fidelizados'.

¿Cómo lograr esto? Pues Carolina Borracchia, consultora externa en comunicación para las áreas de Recursos Humanos de firmas como Unilever, Monsanto, Nestlé y MercadoLibre, indica que la transparencia y claridad son principios claves.

"Tanto las compañías que realizan búsquedas como las personas que postulan a esas búsquedas tendrían que apuntar a tener una relación más democrática, porque actualmente es muy de pareja; se está todo el tiempo tratando de adivinar si el candidato que se tiene en frente va a encajar o no", dice la CEO de Combo Brand Agency al &.

De acuerdo con la especialista en marcas empleadoras, los caza-talentos no pueden darse el lujo de no ser sinceros cuando están buscando un colaborador para un puesto específico. "El millennial es muy cuestionador y no le gusta perder tiempo y energías en cosas burocráticas, por eso prefiere la sinceridad antes que el engaño", describe.

La especialista desarrolla el símil de relación laboral y relación de pareja: al inicio, se da la etapa de enamoramiento; luego, se necesitan incentivos para mantener viva la 'llama del amor' y, finalmente, despertar el sentimiento del 'compromiso'.

La CEO de Combo cree que a las áreas de "les falta situarse en un lugar más humano y relacional".

Cuando un postulante ingresa a una compañía, es clave la 'experiencia' que tiene dentro para el futuro de esa relación laboral que ya inició. Cuando un postulante no ingresa, es clave la 'impresión' que lleva consigo de la compañía, pues se convierte en un influencer de otros postulantes.