El reconocido escritor y comunicador () prefiere reflexionar antes que criticar. En la , habló sobre el tema de fondo tras la publicación del libro "Yo puedo, sé que puedo" de , integrante de Combate. Esta vez, conversó con Gestion.pe sobre la estrategia de la librería Crisol y la promoción de la television del espectáculo a sazón de este caso.

En Facebook felicitaron a Bangorria y criticaron a Crisol por vender su libro. ¿Qué opinas?Es muy claro. Cada uno tiene diferentes seguidores. Yo creo que muy pocos adolescentes calentones son seguidores de la página de . Y viceversa: muy pocos heavy users de Crisol son seguidores de una integrante de Combate. En las redes sociales cada uno se juega su bastión de qué y quién soy, incluso hasta llevarlo al extremo. Allí puedes ser más combativo de lo que eres en tu vida cotidiana. Siempre hay que agarrarlo con pinzas, porque pueden llegar a convertirse en la pared pública del baño, donde pones con tus tripas todo lo que no te atreves a decir fuera.

¿Hizo bien o mal Crisol de escoger este libro para ponerlo en redes?Ahí queda en evidencia en qué tipo de negocio quiere posicionarse Crisol. Recordemos que cuando recién inició no había punto de ventas de libros. Podía asociarse a un centro de irradiación de cultura. El boom de los libros de autoayuda no existía todavía. Pero ahora Crisol es una cadena grande y masiva. Me parece que está siendo consecuente con lo que es finalmente. Una librería de culto no va a sacar este tipo de anuncio.

Solo está cumpliendo con su estrategia comercial…Analicemos a cada personaje de esta comedia según lo que quiere representar. Si Crisol quiere finalmente vender miles y miles de libros, en buena hora. Estoy de acuerdo en que en el país se lea. Yo no soy lector de Paulo Coelho, pero si yo estuviera en la misma editorial, me gustaría que ésta venda más, porque más autores como yo podrán tener opciones de publicar. No se puede ser un ayatola en estos casos.

¿No crees que los de Combate están sacando buen provecho de su marca mediática?Yo les diría a mis amigos del sector cultural que vean con atención, no el programa, sino cómo es su mecánica de promoción. Porque el día en que el mundo cultural aprenda ciertos manejos de la televisión del espectáculo para promocionarse quizá estemos hablando de una nueva forma de conectarse con un mercado que es distinto al que iba a la librería El Virrey hace veinte años.

¿Se pueden sacar ideas frescas e interesantes?De todo puedes sacar algo. Hasta de la piratería puedes sacar conclusiones para contactarte de manera formal con tus lectores. Si eres 'mosca', sí. Las publicaciones menos masivas también tienen que aprender de estos lanzamientos grandilocuentes. Si de verdad eres aplicado y no eres muy prejuicioso, puedes sacar enseñanzas de todo.