La iniciativa cuenta aproximadamente con unas 120 empresas importantes y, por eso, ha recibido importantes reconocimientos internacionales.

Uno de ellos fue el de Ashoka, la respetada organización global de líderes emprendedores de altísimo nivel, que lo apoyó en su visión por generar cambios o mejoras a gran escala en la gestión del voluntariado corporativo (VC).

El diario Portafolio de Colombia, realizó una entrevista a Jaime Ulloa, y est señala que "un emprendimiento social que cambia el mundo".

El innovador peruano vino invitado por la Corporación PHD, (Podemos hacer la diferencia), una organización sin ánimo de lucro, que busca reducir brechas sociales, combatir la inequidad y apoyar.

"No venimos a Colombia a replicar un proyecto social especifico sino a promover un modelo de gestión maduro, escalable, que maximiza el valor para los actores involucrados (empresas, trabajadores y comunidad). Este modelo ya comenzó a ser replicado en México, con buenos resultados en corto tiempo", dijo Ulloa

Superar los obstáculos"Fue preciso cambiar paradigmas. Los representantes de las empresas pensaban que los trabajadores no tendrían interés en participar, que esto no funcionaría en un país donde no existía una cultura de servicio generalizada, que se vería como una forma de explotación o uso indebido de algo que era personal como la acción social del trabajador, dice Ulloa.

Ulloa desarrolló varias modalidades y no sólo aprovechó el talento de los profesionales que trabajan en las empresas sino que les abrió a muchos nuevos horizontes de trabajo.

"Cada programa se planifica después de entender el modelo de negocio de la empresa, el core business (el corazón del negocio), sus prioridades y los actores clave dentro de la empresa y de analizar cómo el VC puede generar valor para cada empresa", agrega Ulloa.