Unas 5.000 millones de personas a nivel global aún no tienen , el mismo ya ha sido declarado 'derecho humano' por la , así uno de los objetivos de la organización es lograr el acceso real y fácil a la red desde todos los países en desarrollo para el 2015.

Precisamente, la (Alliance for Affordable Internet o A4AI) apunta a colaborar con ése propósito, uno de los más ambiciosos de las Naciones Unidas. La iniciativa público-privada, que ya fue lanzada públicamente, cuenta con el apoyo de más de 30 empresas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos.

Detrás del proyecto se encuentra el padre de la Web, el británico Tim Berners-Lee. Su World Wide Web Foundation actuará como Secretaría de A4AI. Y las tecnológicas , , , , , entre otras cinco, formarán parte de la alianza por un Internet más asequible para todo el mundo.

Pero ¿en qué consistirá la labor de las organizaciones participantes? Su objetivo es liderar el desarrollo de políticas en los mercados emergentes, donde el coste de la conexión supone, al menos, el 30% de los ingresos mensuales de una familia, de acuerdo a la Unión Internacional de las Comunicaciones.

Desde The Next Web afirman que, en algunos países en desarrollo, un mes de acceso a Internet puede ser equivalente a dos meses de salario de un trabajador. Después de todo, A4AI tiene claro que el coste de la conexión no debe superar el 5% del ingreso medio de los trabajadores, de manera que se centrará en lograr una reducción al respecto.

Por ese motivo, la organización va a publicar y promover mejores prácticas reglamentarias, realizar investigaciones, elaborar informes y "facilitar el diálogo" a través de su base de miembros y las partes interesadas.

"A pesar de que están surgiendo una serie de soluciones técnicas asombrosas [para hacer frente] a los desafíos de asequibilidad, incluso las mejores tecnologías del mundo son incapaces de impulsar un cambio si los monopolios o las políticas regresivas les impiden ser implementadas", asegura A4AI.

Por tanto, el grupo pondrá especial énfasis en promover los cambios necesarios en las políticas de cada país. Por lo pronto, ya ha difundido un manual de buenas prácticas y sugerencias para la regulación. Entre otras cosas, sugiere eliminar las tarifas elevadas para los servicios requeridos para la conexión.

Con respecto a su función reguladora, publicará un Informe de Asequibilidad, el cual dará a conocer los costes del acceso a la red a nivel mundial. El primer documento será difundido en diciembre de este año.

La Alianza ha centrado su actividad, específicamente para el primer año, en tres mercados en África, pero luego incrementará esa cifra hasta cubrir al menos doce países de Asia, África y América Latina a finales de 2015.