El pedido de levantamiento de inmunidad parlamentaria de Heriberto Benítez y Víctor Crisólogo se encuentra perfectamente justificado, señaló el procurador anticorrupción, . De esta manera respaldo la decisión de la Corte Suprema de impulsar dicho trámite.

Aclaró que el objetivo de este procedimiento no es declararlos culpables, algo que seguro dirán en su defensa, sino que se les levante el privilegio de la inmunidad para que sean investigados y/o procesados.

Salas recordó que, según las investigaciones, los indicios en el caso de Crisólogo se sostienen en datos concretos de cuando era propietario de un canal de Chimbote y presuntamente puso la línea editorial al servicio de la red de corrupción de Áncash.

"En cuanto a Benítez existe la declaración de un colaborador eficaz y los diversos actos destinados a entorpecer las indagaciones que, en su momento, hicieron los fiscales. Tuvo un rol como operador político en el Congreso, desde donde rechazaba toda investigación contra el gobierno regional", añadió.

De acuerdo con el abogado del Estado, el Parlamento no debe tomar el tema como si se tratara de un ensañamiento o ataque contra los dos legisladores, sino ver el interés porque se esclarezca la verdad y sancione a los que resulten responsables. "Necesitamos investigar, el Congreso debe demostrar voluntad a favor de que todo se investigue (…) El fondo de este asunto es legal, es jurídico", enfatizó.