La Agencia Peruana de Cooperación Internacional () se encuentra en pleno proceso de supervisión de unos 700 proyectos de las Organizaciones No Gubernamentales () y ya se identificó algunas instituciones que recibieron donaciones y estas no llegaron al usuario final.

Estos casos, actualmente en investigación, podrían pasar a otras instancias judiciales en las que afrontarán una denuncia penal.

"Hay proyectos exitosos, proyectos que no se han podido concluir (…) En el ámbito de las donaciones, se han identificado de manera preliminar que hay donaciones que han llegado al país, han sido desembarcadas pero no han llegado al usuario final. Están en proceso de investigación, cuando tengamos el resultado final informaremos, van a ser pasadas a una instancia de denuncia", explicó , directora ejecutiva de APCI.

La funcionaria detalló que el trabajo de supervisión – monitoreo, evaluación y, en algunos casos, fiscalización – comenzó hace dos meses y medio, apoyado por una partida del MEF de S/. 2 millones y está avanzado en un 76.4%.

La gestión actual de Herrera, que asumió funciones en diciembre del año pasado, está enfocada más activamente la supervisión de los proyectos de las ONG en el campo. Así, además del pedido de presupuesto, publicaron la directiva n° 085 que indicaba que toda renovación de licencia iba a estar sujeta a una supervisión.

"Muchas ONG han sido renovadas y nunca supervisadas o visitadas por APCI. Al APCI le compete la supervisión, quiere concluir que los recursos de cooperación fueron recursos que entraron al Perú de forma eficaz y eficiente, (queremos) medir impacto, identificar mejores prácticas", expresó Rosa Herrera.

En el Perú, según cifras oficiales de APCI, existen unas 1,300 ONG inscritas. De estas, solo 650 ONG cuentan con registro vigente, el cual se debe renovar cada dos años. Otras están en proceso de renovación.

Otros datosLos 700 proyectos en supervisión, que pueden durar hasta seis años, concentran un financiamiento de US$ 625 millones de dólares.

Anualmente, la cooperación financiera y técnica no reembolsable que recibe el Perú asciende en US$ 350 millones. El 60% de estos fondos son ejecutados en campo por las ONG.