GINEBRA, (Reuters).- Al menos 850,000 personas cruzarán el Mediterráneo en busca de refugio en Europa este año y el próximo, dijo el martes Naciones Unidas, estimaciones que parecen conservadoras ante la crisis actual de refugiados e inmigrantes.

Muchos son originarios de Siria, quienes escapan de la guerra en su país o de las condiciones cada vez peores de los campos de refugiados en naciones vecinas ante la escasez de fondos para los programas de ayuda humanitaria, dijo el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"En 2015, ACNUR anticipa que aproximadamente 400,000 nuevos llegados buscarán protección internacional en Europa a través del Mediterráneo. En 2016, este número podría alcanzar 450,000 o más", dijo la agencia de la ONU en un texto preliminar.

El portavoz William Spindler dijo que la estimación para este año estaba por cumplirse, pues 366,000 personas ya habían hecho el viaje.

El total dependerá de si los migrantes continúan con su intento de alcanzar el continente pese a la cercanía del invierno aunque hasta el momento los números no parecen disminuir.

Muchos se vieron alentados por el anuncio de Alemania de que flexibilizará las leyes para los sirios que buscan refugio y que lleguen primero a otro país de la Unión Europea. El lunes llegaron a Macedonia 7,000 sirios, un número récord diario, y otros 30,000 se encuentran en las islas griegas, en su mayoría en Lesbos, dijo ACNUR.

Muchos llegan primero a Grecia y luego continúan su viaje a la UE a través de los Balcanes hacia Hungría y después Alemania. "Así que obviamente las discusiones esta semana en Europa son de mayor urgencia porque esto no puede ser una solución alemana a un problema europeo", dijo la portavoz de ACNUR Melissa Fleming en una conferencia.

El director de ACNUR, Antonio Guterres, instó a hallar más vías legales para que los refugiados lleguen a Europa, como un aumento en el número de visas y maneras de reunir a las personas con sus familias.

Se espera que la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, presente un programa esta semana para la reubicación de 160,000 personas que buscan asilo en Hungría, Italia y Grecia. La Casa Blanca dijo el martes que Estados Unidos está reconsiderando los paso a dar para ayudar a Europa frente a esta crisis.

"RESPONSABILIDAD MORAL"

Alemania espera 800,000 solicitantes de asilo este año, incluyendo aquellos que cruzaron el Mediterráneo, los que llegaron vía los Balcanes y otros que arribaron al país en los últimos años. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el martes que Europa necesita implementar un sistema conjunto de asilo y acordar cuotas obligatorias sobre cómo distribuir a los refugiados en el continente.

"Este sistema de asilo europeo conjunto no puede existir sólo en el papel, sino que debe existir también en la práctica: lo digo porque establece un estándar mínimo para acoger refugiados y la labor de registrarlos", dijo en conferencia de prensa con el primer ministro sueco, Stefan Lofven, en Berlín.

"Nuestra responsabilidad es profundamente moral. Es una responsabilidad humana. Tenemos que hacerlo juntos. Hay 28 países en la UE con la misma responsabilidad", agregó Lofven.

Austria, en tanto, dijo que mejorará el alojamiento de los solicitantes de asilo y aumentará la capacidad de los centros de recepción de refugiados anticipándose a la llegada de decenas de miles de personas de cara al invierno.

Cuatro millones de sirios están registrados como refugiados en Turquía, Líbano, Jordania e Irak, donde, según Fleming, de ACNUR, los problemas de financiamiento están creando condiciones que alientan a los refugiados a partir hacia Europa.