El presidente regional de Cajamarca, , volvió a trabar la posibilidad de dialogar con la empresa Yanacocha, administradora del , a traves de la mediación de la Iglesia Católica.

Santos rechazó una invitación de los "facilitadores del diálogo" para participar , timón de Yanacocha, y del Gobierno, con el fin de superar el actual "entrampamiento".

"Considero que es una situación en que su rol (de los sacerdotes) ha terminado y que esto es responsabilidad del Gobierno y no puede escudarse en ellos", dijo Santos en RPP.

A pedido del Gobierno, el arzobispo Miguel Cabrejos y el sacerdote Gastón Garatea comenzaron a inicios de julio conversaciones por separado con las autoridades de Cajamarca, donde se ubica el proyecto Minas Conga, así como con ejecutivos de Newmont, en busca de acercar posiciones.

"Este problema ha llegado al máximo tope de conflictividad, no hay espacio posible para llegar a términos medios", agregó el presidente regional.

Ante la negativa de Santos, en la reunión solo participaron el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar, funcionarios del área de conflictos sociales de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y tres representantes de la minera.

"Seguimos invitando a los representantes del Gobierno Regional de Cajamarca, a quien hemos extrañado, a unirse en una próxima reunión en esta noble tarea que posibilite facilitar las condiciones del diálogo", precisó un comunicado firmado por los facilitadores.