El exprocurador anticurrupción, Christian Salas, respaldó a y sostuvo que tuvo todo el derecho de grabar sus conversaciones, pues la ley lo ampara en casos de pedidos irregulares.

"Existe la ley de protección del denunciante del 2010. Todo ciudadano y más aún un funcionario público que está ante pedidos irregulares tiene todo el derecho de grabar sus propias conversaciones. No estamos hablando de 'chuponeo' (…) Decir que es una inconducta funcional es una burrada monumental. Está haciendo cumplir la ley de derecho", expresó en Canal N.

Asimismo, ratificó lo dicho por Vilcatoma de que él dio la orden para que registrara sus conversaciones, así como que los adjuntos en la Procuraduría no se reunieran con el ministro de Justicia, .

Esta decisión la adoptó tras la reunió entre Figallo, el asesor presidencial Eduardo Roy Gates y la ahora exprocuradora en mayo pasado por el caso , que involucra a Martín Belaúnde Lossio.