La justicia boliviana decidió extender el plazo de detención del empresario prófugo , a petición del con fines de su próxima .

El ministro de gobierno de Bolivia, Hugo Moldiz, precisó que la petición que hizo Perú para que se amplíe la detención de Belaunde Lossio no depende del Ejecutivo, sino del Tribunal Supremo de Bolivia.

En tanto, Belaúnde Lossio permanecerá en Bolivia hasta que el Tribunal Supremo de Justicia del país altiplánico resuelva su situación, ya sea a través de su expulsión o por el pedido de extradición que realizó el gobierno peruano.

"En realidad es imposible que él (Belaunde Lossio) pueda regularizar su estado migratorio. El problema no es el ingreso regular (a Bolivia), porque alguien que ha entrado irregularmente puede tener chance de regularizar su situación. Pero sobre él (MBL) pesa una orden de captura internacional", explicó en declaraciones a Canal N.

No obstante, sostuvo que en los próximos 30 días después de que se le rechazara el pedido de refugio, Belaunde podría incluso salir libremente a un tercer país.

Ante ello, detalló que si la justicia no ampliaba por 60 días su detención, el 22 de marzo el empresario podría transitar libremente, dejando entrever que debido a ello, el Perú exigió la ampliación de su detención preventiva para que no cuente con dicha posibilidad.

El funcionario boliviano, si bien coincidió en que el mejor camino sería la extradición, recordó que Bolivia podría recibir una sanción de la CIDH porque su ley establece los 30 días de la notificación de la resolución negativa al pedido de refugio, el cual se hizo la semana pasada.

Finalmente, mencionó que recién después de este plazo fijado, el Gobierno peruano podrá retirar el pedido de extradición para proceder con su intervención.