Módulos Temas Día

análisis

Cómo la 'cibersoberanía' divide a la alguna vez global Internet

Ahora que el enfoque más libre de Estados Unidos está bajo ataque por permitir la interferencia electoral, las noticias falsas y el discurso de odio, China está pregonando su método de controlar Internet para servir a los intereses del estado.

China

China

El Gobierno chino limita qué sitios de noticias, motores de búsqueda, portales de compras y plataformas de medios sociales están disponibles para los usuarios.

Al principio, la narrativa en torno a la Internet era que debería ser libre y sin fronteras, un bien común global. No duró. El presidente de China, Xi Jinping, ha liderado el camino para reafirmar lo que se conoce como cibersoberanía, el derecho de un país a controlar el campo digital.

Otros regímenes autoritarios como los de Rusia y Vietnam, pero también gobiernos en lugares como India y Francia, están siguiendo su ejemplo. Ahora que el enfoque más libre de Estados Unidos está bajo ataque por permitir la interferencia electoral, las noticias falsas y el discurso de odio, China está pregonando su método de controlar Internet para servir a los intereses del estado.

1. ¿Qué es la cibersoberanía?
Ser soberano significa tener el poder de establecer las reglas. Aplicada al ciberespacio, significa un gobierno que controla cómo se usa la Internet dentro de sus fronteras y qué sucede con los datos generados.

China acuñó el término e impuso lo que se conoce como el Gran Cortafuegos, que censura el discurso en línea y puede eliminar eventos históricos delicados, como la masacre de Tiananmen en Pekín en 1989, de los registros en línea.

El gobierno también limita qué sitios de noticias, motores de búsqueda, portales de compras y plataformas de medios sociales están disponibles para los usuarios y qué aplicaciones se puede descargar. En virtud de una ley de 2017, China también exige que los datos electrónicos se almacenen en el país y que las autoridades puedan acceder a ellos bajo demanda.

2. ¿Cómo se hace cumplir?
Para estar en línea, los consumidores en China están restringidos al uso de operadores estatales, que deben seguir las directrices del partido. Sitios web como Facebook y Google están totalmente prohibidos.

China comenzó a bloquear el servicio de mensajería encriptada WhatsApp de Facebook, utilizado por más de 1,000 millones de personas en todo el mundo, en el 2017. Su rival local, WeChat, propiedad de Tencent Holdings Ltd., no está encriptado. Los juegos en línea están restringidos.

El gobierno revisa los nuevos títulos para vetar el contenido; las aprobaciones de videojuegos estuvieron congeladas durante meses en 2018, lo que perjudicó las acciones de las compañías de juegos. Incluso el movimiento #MeToo fue víctima, luego de que el Partido Comunista tomara medidas para detener una creciente ola de acusaciones de conducta sexual inapropiada que circulaba en línea.

3. ¿Quién más lo está haciendo?
Algunos ejemplos recientes:

Legisladores rusos aprobaron un proyecto de ley de “ Internet soberana” que permite a las autoridades gestionar el tráfico de Internet en todo el país y, si es necesario, cortarlo del mundo exterior. La nueva legislación también podría hacer más fácil para Moscú sofocar la comunicación en tiempos de disturbios civiles o interrumpir las aplicaciones de mensajería cifrada. Rusia ya censura una variedad de temas en línea y bloquea empresas extranjeras como LinkedIn y Zello, que no ponen servidores en el país.

El banco central de India exige a las firmas de pagos como Mastercard y Visa almacenar datos exclusivamente en servidores locales, una regla que podría ampliarse bajo una política de comercio electrónico más amplia que se está considerando.

En el sudeste asiático, hogar de más de 500 millones de personas y cuya economía en Internet se espera se triplique a US$ 240,000 millones para el 2015, los regímenes autocráticos de Vietnam y Tailandia están aprobando leyes que reflejan el modelo de control de contenido y de datos de China.

La Asamblea Nacional francesa formó un grupo de trabajo en abril de 2018 para examinar formas de protegerse, no solo de los ataques cibernéticos, sino también de la creciente dependencia de las empresas tecnológicas extranjeras, después de que un informe del Senado francés advirtiera que Francia y la Unión Europea corrían el riesgo de convertirse en "colonias digitales".

Un informe del 2018 de Freedom House sobre el autoritarismo digital señaló que China, a la que llamó el peor abusador de la libertad de Internet, recibió a representantes de 36 países en sesiones de capacitación sobre manejo de nuevos medios o gestión de información.

4. ¿La cibersoberanía se trata de seguridad o censura?
La cibersoberanía permite tanto la censura (la supresión de la información con fines políticos u otros) como la ciberseguridad, la protección de cosas como los sistemas de transporte, las redes eléctricas y la información personal.

Xi, quien preside el principal regulador ciberadministrativo de China, ha subrayado repetidamente la importancia de construir un ciberespacio independiente en el que las potencias extranjeras no puedan irrumpir, como base para la seguridad nacional de China. El presidente Vladimir Putin describió la nueva legislación de Rusia como una respuesta a la amenaza de vigilancia por parte de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU.

5. ¿Por qué es vital la información?
El mundo digital de hoy genera mucha más información sobre los individuos que nunca antes; los llamados "big data" pueden diseccionarse, analizarse y luego explotarse. Las empresas utilizan los datos para orientar la publicidad, perfeccionar sus productos o desarrollar algoritmos de "aprendizaje profundo".

El gobierno chino utiliza dichos datos para controlar a sus ciudadanos; las empresas deben entregarlos si así se les solicita. La nueva ley de Tailandia otorga al gobierno el derecho de confiscar datos y equipos electrónicos sin una orden judicial en interés de la seguridad nacional. India ha realizado esfuerzos concertados para salvaguardar sus propios activos digitales, incluidas medidas legislativas para evitar que la información y los datos salgan del país, en parte para ayudar a los emprendimientos nacionales.

6. ¿Hay formas de evitar los controles cibernéticos?
Las redes privadas virtuales, conocidas como VPN, pueden usarse para eludir las restricciones de Internet. Pekín ha restringido las VPN, que existen en un área gris legal, pero se usan ampliamente en otros lugares.

Greatfire.org, un grupo sin fines de lucro que se opone a la censura, ha creado sitios duplicados y un navegador para sortear las restricciones de China. Telegram Messenger LLP esquiva los intentos de las autoridades de Moscú de bloquear su uso en Rusia cambiando constantemente las direcciones IP. Incluso muchos funcionarios del Kremlin siguen utilizando la aplicación de mensajería.

7. ¿A dónde va esto?
El expresidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, predijo que dentro de una década, la Internet estaría dividida en dos, una liderada por EE.UU. y otra por China. Una gran prueba será la expansión global de titanes tecnológicos chinos como Tencent y Alibaba Group Holding Ltd., que se desarrollaron y florecieron dentro del modelo autoritario de China.

Tags Relacionados:

Internet

China

fake news

Leer comentarios ( )