Reuters.- Moody's estimó que la economía peruana saldrá de la desaceleración en el segundo semestre y empezará a despegar hasta alcanzar un 6% durante el próximo año. En la víspera, la agencia hasta A3, ubicándonos en la categoría 'top' de calificaciones en el mundo, y en medio de un contexto de menor crecimiento del país.

"Creemos que a partir del segundo semestre del año se van a ver tasas más favorables y se va empezar a acelerar la economía hacia su potencial en el 2015", dijo el analista para Perú de la agencia Moody's, Jaime Reusche.

La agencia elevó dos escalones dentro del grado de inversión, al mismo nivel de México y sólo por debajo de Chile dentro de los países de Latinoamérica.

"Por lo general cuando se aumenta la calificación es un escalón, en este caso damos un mensaje sobre cómo hemos visto el fortalecimiento de las cuentas fiscales y del perfil crediticio soberano del Gobierno", dijo Reusche. Y afirmó que las reformas estructurales que ha emprendido Perú se reflejará en una rápida recuperación.

En un comunicado, Moody's señaló que "a pesar de la desaceleración cíclica de la actividad económica y de la caída de los precios de exportación de 'commodities' (materias primas) clave, la diversificación de ingresos tributarios ha contribuido a fortalecer la salud fiscal del país".

La agencia destacó asimismo los esfuerzos del gobierno del presidente para frenar la desaceleración de la economía, con el envío al Congreso de un en busca de reducir la burocracia y fomentar las inversiones.

"Moody's considera que estas medidas impulsarán la producción potencial y la inversión del sector privado, al mismo tiempo que también se ocuparán de las preocupaciones en la comunidad empresarial sobre temas burocráticos que han afectado negativamente a la confianza de los inversionistas", afirmó.

Como resultado de estas reformas, Moody's espera que la actividad económica de Perú se acelere hacia el 2015 y el 2016 a aproximadamente un 6%; mientras que para este año pronostica una expansión de "poco mas de un 5%".

DesafíosSin embargo, una de las grandes limitaciones de Perú sigue siendo la debilidad de sus instituciones, un reto que deberá afrontar para seguir mejorando sus calificaciones, dijo el analista para Perú de Moody's.

"Existe un divorcio bien fuerte en el Perú entre las instituciones económicas que son de primer nivel con las instituciones políticas, la debilidad del Poder Judicial, el tema de la corrupción", afirmó.

Las tres principales agencias calificadoras del mundo (incluyendo a Fitch y Standard & Poor's) tienen a Perú en la categoría de grado de inversión, que le permite obtener mejores condiciones de financiamiento cuando acude a los mercados.