(Reuters).- El caía hoy en torno a los US$ 62 por barril, su nivel más bajo desde julio del 2009, presionado por persistentes preocupaciones por un exceso mundial de suministros y un débil panorama para la demanda.

El ha perdido más de un 9% esta semana y alrededor de un 45% desde un máximo en junio, cuando superó los US$ 115 por barril.

Los precios del petróleo probablemente sufrirán una mayor presión a la baja, dijo el viernes la Agencia Internacional de Energía (AIE), que recortó su pronóstico para el crecimiento de la demanda en 2015 y predijo que el sólido aumento de la oferta de países fuera de la se encamina a agravar el exceso mundial de crudo.

La agencia, que coordina las políticas energéticas de los países industrializados, recortó su pronóstico para el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2015 en 230,000 barriles por día (bpd) a 900,000 bpd por las expectativas de menor consumo de combustible en Rusia y otros países exportadores de crudo.

La OPEP redujo esta semana su pronóstico de la demanda por crudo en 2015 a su menor nivel en más de una década.

El cedía a US$ 62.65 por barril, luego de tocar un mínimo intradiario de US$ 62.37.

El petróleo en Estados Unidos perdía US$ 1.21 a US$ 58.74 por barril, luego de caer a mínimos de US$ 58.27, su menor nivel desde mayo del 2009. El contrato ha perdido casi un 11% esta semana.

China, el mayor consumidor mundial de energía, publicó hoy datos que mostraron que las tasas de refinación alcanzaron niveles cercanos a un récord en noviembre, pero el crecimiento de la actividad fabril fue más débil a lo esperado.

La fuerte demanda de petróleo de China, que se ha mantenido por encima de los 10 millones de barriles por día en los últimos tres meses, podría ayudar a ofrecer un piso para los precios.

TAGS RELACIONADOS