Los jóvenes contratados bajo cualquier modalidad formativa (prácticas preprofesional o profesional) no son considerados como trabajadores y perciben una subvención y beneficios distintos del régimen general de contratación laboral. (Foto: Yael Rojas / Archivo)
Los jóvenes contratados bajo cualquier modalidad formativa (prácticas preprofesional o profesional) no son considerados como trabajadores y perciben una subvención y beneficios distintos del régimen general de contratación laboral. (Foto: Yael Rojas / Archivo)