Módulos Temas Día

La importancia de trabajar para un jefe que realmente lo apoya

Las relaciones profesionales se basan en la confianza y el compromiso, y trabajar para un jefe que lo respalde es vital para el éxito profesional y de la empresa.

Trabajo en Equipo

Cuando los empleados de la ‘generación millennial’ se sienten apoyados por su jefe, su felicidad en el trabajo aumenta. (Foto: MorgueFile)

Cuando los empleados de la ‘generación millennial’ se sienten apoyados por su jefe, su felicidad en el trabajo aumenta. (Foto: MorgueFile)

Cuando los empleados de la ‘generación millennial’ se sienten apoyados por su jefe, su felicidad en el trabajo aumenta. (Foto: MorgueFile)

Son muchos los empleadores, sino son todos, que buscan en su personal lealtad y dedicación para con la compañía. Sin embargo, a veces, no logran devolver el gesto por educación, dejando que los trabajadores, sobre todo los ‘millennials’, sintiéndose abandonados y con poco o nulo apoyo.

Es importante resaltar que las relaciones profesionales se basan en la confianza y el compromiso, y trabajar para un jefe que lo respalde es vital para el éxito profesional y de la empresa. No hay lugar a dudas que los empleados que creen que su empresa se preocupa por ellos tienen un mejor desempeño.

Cuando los empleados de la generación millennial’ se sienten apoyados por su jefe, su felicidad en el trabajo aumenta, y también lo hace el éxito de la empresa. La construcción de una relación saludable implica el esfuerzo de ambas partes, jefe y empleado, y el resultado no solo mejora el éxito de la empresa, sino también la calidad de las políticas, los comentarios y la cultura de trabajo.

¿Qué valor le asigna un empleador a usted como empleado? ¿Está ahí para hacer el trabajo y volver a casa? ¿Le pagan de manera justa, está capacitado y confía en la seguridad de su trabajo? ¿Trabaja en buenas condiciones? ¿Recibe comentarios constructivos, o se siente degradado o invisible? A continuación despejaremos sus dudas con algunos consejos dados por la revista Forbes.

INVERTIR EN UNA RELACIÓN CON SU JEFE

Cuando lo contratan por primera vez debe conocer la cultura de su empresa y observar de cerca a su jefe mientras aprende el trabajo. Es mejor aclarar cualquier pregunta que tenga en lugar de deshacerse de un proyecto y terminar con una propuesta fallida para un cliente valioso.

Sin importar el estilo de comunicación de su jefe, hablar sobre asuntos oportunos antes de que las consecuencias estén fuera de control genera confianza y establece una comunicación saludable.

Lideres

¿Qué valor le asigna un empleador a usted como empleado? ¿Está ahí para hacer el trabajo y volver a casa?. (Foto: Pixabay)

¿Qué valor le asigna un empleador a usted como empleado? ¿Está ahí para hacer el trabajo y volver a casa?. (Foto: Pixabay)

¿Qué valor le asigna un empleador a usted como empleado? ¿Está ahí para hacer el trabajo y volver a casa?. (Foto: Pixabay)

Conocer a su jefe comienza con saber cómo se mueve a través del día a día, incluidos sus estados de ánimo, cómo prefieren comunicarse y su estilo de liderazgo:

  • Estado de ánimo: Tal vez su jefe necesite su taza de café para comenzar el día. Si ve que otros empleados se escabullen antes de que el jefe drene esa taza de café, tómese su tiempo también.

  • Comunicación: El estilo de comunicación del jefe también está influenciado por su estado de ánimo. No espere demasiado para darle una noticia importante. Los temas detallados pueden programarse para una reunión a través de una llamada telefónica o correo electrónico para verificar que respeta el tiempo de su jefe. A cambio, su tiempo será respetado, también.

  • Liderazgo: ¿Qué tipo de líder es el jefe? Los diferentes estilos de comunicación se adaptan mejor a una organización en función de sus objetivos y cultura, pero ofrecen ventajas y desventajas. Los líderes autocráticos asumen la autoridad total en la toma de decisiones sin aportaciones ni desafíos de los demás. Los líderes participativos valoran el aporte democrático de los miembros del equipo, pero las decisiones finales permanecen con el jefe.

UNA RELACIÓN SALUDABLE CON LOS LÍDERES MEJORA LA COMPAÑÍA

Un informe de Gallup revela que la felicidad en el trabajo de los ‘millennials’ se ha reducido mientras que su desconexión aumenta: el 71% de ellos no participan en el trabajo y la mitad de todos los empleados tienen planes de renunciar en un año. ¿Cuál es la causa? Los jefes son responsables del 70% de las variaciones en el compromiso de los empleados. Mientras tanto, los jefes comprometidos son un 59% más propensos a tener y retener empleados comprometidos.

Los comportamientos de apoyo de estos gerentes para involucrar a sus empleados incluían ser accesibles para la discusión, motivados por las fortalezas sobre las debilidades y ayudar a establecer metas. De acuerdo con el informe Gallup, el determinante principal de la retención y el compromiso de los empleados son aquellos en posiciones de liderazgo. El jefe está preparado para afectar directamente la felicidad, la satisfacción, la productividad y el rendimiento de los empleados.

Los ‘millennials’ están tomando la fuerza laboral por asalto: un tercio de los empleados son ‘milennials’, y pronto esos números tomarán la iniciativa. Los trabajadores de dicha generación son importantes para las empresas a medida que la tecnología continúa cambiando y creciendo, y les apasiona ofrecer sus talentos a sus empleadores.

Es vital que los ‘millennials’ y todo trabajador en general tenga acceso a los jefes que ofrecen apoyo e involucran a su personal a través de comentarios significativos, accesibilidad y ayuda para establecer metas.

A cambio, la felicidad y la satisfacción laboral se disparan, impactando positivamente la productividad, el rendimiento, la política y la cultura de trabajo. Una relación saludable entre el jefe y el empleado es vital para el éxito de la compañía y para el crecimiento profesional de sus trabajadores

Leer comentarios ( )