Módulos Temas Día

¿Por qué no debe decir "lo siento" muchas veces?

Reconocida socióloga señala que decir "lo siento" muchas veces es un mal hábito que debería parar.

Disculpas

¿Qué hay de malo en decir "lo siento"? Nada, siempre y cuando haya hecho algo que realmente merece una disculpa. (Foto: Getty Images)

¿Qué hay de malo en decir "lo siento"? Nada, siempre y cuando haya hecho algo que realmente merece una disculpa. (Foto: Getty Images)

¿Qué hay de malo en decir "lo siento"? Nada, siempre y cuando haya hecho algo que realmente merece una disculpa. (Foto: Getty Images)

Se ha preguntado ¿cuántas veces al día usa la palabra "lo siento"? Según las estadísticas, en Estados Unidos es muy difícil de contabilizar; sin embargo, la BBC informó que los británicos lo dicen al menos ocho veces al día, y algunos lo dicen como 20 veces al día. Asimismo, la investigación revela que las mujeres dicen "lo siento" mucho más a menudo que los hombres.

Pero estas estadísticas pueden trasladarse a cualquier sociedad del mundo. Por ejemplo, lo primero que la mayoría hará cuando en una cafetería le sirven mal un pedido, es pedir que lo cambien seguido de un “lo siento” o “disculpa”.

Pero ¿qué hay de malo en decir "lo siento"? Nada, en realidad; siempre y cuando haya hecho algo que realmente merece una disculpa. Por ejemplo, si envía mensajes de texto mientras conduce o si se pasa la luz roja, entonces, por favor, siéntase libre de decir que lo siente.

De hecho, las investigaciones muestran que las mujeres y los hombres tienen la misma probabilidad de disculparse cuando realmente han hecho algo para dañar o incomodar a otra persona.

Durante una charla en el evento TEDx en Toronto la socióloga Maja Jovanovic explicó que es un mal hábito que debería parar. "Las disculpas importan. No deje que nadie le diga lo contrario", dice la experta. Claro, ella reconoce que, si se usan apropiadamente, pueden curar heridas y calmar a las personas.

"Pero si comienza y termina sus oraciones con 'lo siento', la gente no la ve como debe verla, '¡Maldición! ¿Cómo puedo obtener algo de confianza? ¿Cómo puedo promover a esa mujer?'”, señala.

“Si está comenzando y terminando cada oración con 'Lo siento por eso', 'Lo siento, ¿es un buen momento?' 'Lo siento, ¿puedo entrar?' "Lo siento, ¿puedo hablar? ', etc; no se sorprenda si al final del día no queda nada de confianza, porque lo ha entregado con cada disculpa innecesaria e inútil”, agrega.

Jovanovic lleva interrumpiendo las disculpas innecesarias de otras mujeres y hombres durante tres años, incluidos personas extrañas en los estacionamientos y supermercados. "El 100% de las veces cuando interrumpo y digo, '¿Por qué se disculpa por eso?' Lo primero que me dicen es ‘lo siento por decir que lo siento’, y luego agrega: ‘Ni siquiera lo sé’”, señala la experta. “Se ha convertido en nuestra forma habitual de comunicación y tenemos que parar”.

Entonces, ¿cómo romper este mal hábito? Maja Jovanovic recomienda cambiar esa palabra y sugiere algunas realmente excelentes:

"Disculpe"

  • Si usted y alguien más se topan entre sí, "disculpe" es algo muy bueno que decir. Desea hablar durante una reunión y tiene que interrumpir a alguien más, entonces "disculpe", es una buena manera de reconocer que puede estar interrumpiendo sin degradar lo que vaya a decir a continuación. Le permite ser cortés sin disculparse.

"Gracias"

  • Darle las gracias a la gente es casi siempre una buena idea y le sorprenderá la frecuencia con la que un "agradecimiento" puede reemplazar una disculpa e incluso mejorarla. Por ejemplo, si ha estado hablando por mucho tiempo con un amigo acerca de su trabajo o frustraciones de su relación, en lugar de decir “lo siento por seguir hablando de esto", intente con un "Gracias por escuchar" o "Gracias por ser mi amigo", sugiere la experta.

Nada en absoluto

  • Realmente debería intentar esto en situaciones en las que no se justifique una disculpa, y de hecho, la otra persona quizás debería pedirle disculpas. Jovanovic recopiló historias de disculpas de sus asistentes de investigación, y su favorita fue cuando una de ellas se disculpó con un repartidor de pizza que llegó tarde a su casa. "Ella dijo: 'Oh, Dios mío, lo siento mucho, vivimos en un nuevo subdesarrollo. ¿Tuviste problemas para encontrar este lugar?'", reveló Jovanovic ante la audiencia de TEDx.

Tags Relacionados:

malos habitos

disculpas

Leer comentarios ( )