, elaborado por , reveló que el 63% de los ejecutivos de las principales firmas nacionales y filiales extranjeras que operan en el país fueron víctimas de durante los últimos 15 meses. En el 15% de los casos los daños económicos superaron los US$ 500 mil.

El sondeo se realizó entre 73 directivos de corporaciones que representan todos los sectores de la economía, con facturación anual desde menos S/.10 millones y hasta más de S/.500 millones.

El 87% de los encuestados por KPMG considera que sus empresas podrían ser víctimas de un fraude. Las faltas cometidas por la alta dirección suelen provocar pérdidas más relevantes, donde los conflictos de intereses son la modalidad más común (25% de los casos).

ModalidadesEn general, la malversación de activos es el fraude más frecuente, principalmente, casos relacionados a activos financieros, seguido por proveedores y empleados fantasmas.

La corrupción es el segundo fraude más común (destacando los conflictos de intereses y los sobornos), seguido por la falsificación de documentación, el robo de información confidencial y el .

El fraude fue principalmente interno (44%), cometido tanto por los niveles superiores como por empleados de menor jerarquía. A esto se suma la colusión (5%), que involucra a empleados con proveedores y clientes.

Finalmente, el 62% de los encuestados sospecha que sus competidores en procesos de compras y contrataciones contactan empleados del potencial socio y pagan sobornos en su mayoría de hasta el 20% del monto del contrato.