Pese a que las importaciones de semillas puede mostrar un crecimiento este año, los importadores no la pasan del todo bien, ya que están afrontando dificultades para encontrar proveedores que quieran exportar sus productos al Perú debido a la ley de moratoria impide el ingreso, por 10 años, de organismos vivos modificados (), comúnmente llamados transgénicos.

Así lo informó el gerente general Oscar de Córdova, Gerente General de la Asociación Peruana de Productores e Importadores de Semilla (Appisemillas), quien indicó que empresas de la talla de Bayer dejó de importar semillas de algodón, mientras que Semillas del Pacífico ha reducido sus importaciones de hazera (híbrido de algodón).

"Acabamos de recibir un informe de la empresa Hortus que quisieron importar semillas de alfalfa pero su proveedor, que es de Australia, se dio cuenta de esta ley de moratoria y han preferido no exportarla (al Perú)", enfatizó.

[ Lea también ]

Indicó que las empresas productoras e importadoras de semillas son respetuosas de la ley de moratoria, la cual prohíbe semillas genéticamente modificadas pero no prohíbe la importación de granos genéticamente modificados, pero tienen algunas propuestas de cambios a la norma.

"Todos los afiliados a nuestra asociación importa semillas convencionales, sin embargo en el proceso de producción de estas semillas, que se producen en el campo, es probable que hayan ciertas trazas de OVM, y como gremio hemos tratado de explicarle al gobierno que el reglamento de la ley debería tener algunos umbrales mínimos de tolerancia de OVM pero en las semillas convencionales", explicó.

Indicó que en caso no se apliquen estos umbrales, las empresas corren el riesgo no solo de recibir sanciones por la presencia de OVM en las semillas convenciones sino que esos granos deben ser reexportados por tener trazas de presencias adventicias no intencionadas de OVM, lo cual genera un costo para el importador.

El representante de la Appisemillas mencionó que la importación de semillas de maíz ha crecido entre 8% y 10%, mientras que las semillas importadas en general crecen en un promedio de 12% a 15% al año.

Las semillas con mayores cantidades de importaciones son de maíz, hortalizas y alfalfa, las cuales son usadas por pequeños agricultores. Solo en el caso del maíz, existen 300,00 hectáreas que acceden a las semillas importadas.

"Al no tener una semilla de alta calidad, el agricultor va a recurrir a variedades de semillas de muy baja calidad", advirtió, quien calculó que los agricultores podrían perder hasta de US$ 238 millones por la menor calidad de las semillas.

La Appisemillas está formada por empresas como Hortus, Farmex, Bayer, Monsanto, DAO, Advanta, entre otras.