Módulos Temas Día

Importación de bienes de consumo arroja su peor caída en 10 meses, ¿cómo impactará en las ventas?

La Sunat reveló que los pedidos de este tipo de productos mantuvieron su tendencia a la baja y se contrajeron 8.2% en abril, en medio del aún débil mercado interno.

notitle

La economía peruana ha mostrado un dinamismo interesante en la primera parte del año, pero la locomotora que impulsa este crecimiento es básicamente alimentada por una mayor producción minera, en tanto, el clave motor de la demanda interna parece funcionar cada vez a un menor ritmo.

Un dato que permite graficar esta debilidad es que la importación de bienes de consumo ha profundizado su tendencia negativa y en abril se contrajo 8.2%, su mayor caída porcentual en los últimos 10 meses, en momentos en que las empresas parecen mostrarse más cautelosas.

La evolución de la importación de bienes de consumo permite medir el pulso de como vendrán las ventas y el comercio interno en general en los siguientes meses y todo parece indicar que la expectativa de las empresas no es muy auspiciosa para este segundo semestre de transición política.

En el primer trimestre del año la actividad comercial ya se ha empezado a enfriar y en marzo creció a 2.36%, tras haber mostrado hace un año un ritmo que superaba el 4% de avance, según el último reporte del ente estadístico (INEI).

¿Pero en particular qué es lo que menos demandan los consumidores en este periodo de enfriamiento? Las cifras de la Sunat muestran que los bienes duraderos son los que más han sentido el golpe y en abril se contrajeron un 18.3%, su peor resultado desde noviembre del 2010.

En una situación de desaceleración económica los consumidores tenderán a reducir sus gastos en bienes de mayor valor, como los duraderos, que probablemente requieran del uso del crédito para ser adquiridos.

Tal como muestra la base de datos de la Sunat , se observa en abril una fuerte contracción en la importación de electrodomésticos (-19.7%), vehículos (-25%) y muebles y otros equipos del hogar (-8.5%), lo que permite vaticinar cómo se comportará la venta de estos productos durante el segundo semestre.

No obstante, la importación de bienes duraderos tampoco marcha a buen ritmo. En abril se recuperó pero creció a solo 2.3%, tras anotar una caída de igual proporción en marzo, ante menores envíos de alimentos del exterior hacia el país.

La expectativa del Banco Central de Reserva (BCR) es que el consumo privado crezca un 3.5% este año, a similar ritmo que el visto durante el 2015 (3.4%).

Leer comentarios ( )