(Reuters).- El primer ministro de Grecia, , pidió hoy a los legisladores de su partido de izquierda que apoyen un severo paquete de reformas económicas, luego de ofrecer a sus acreedores para intentar salvar al país de un colapso financiero.

Después de ingresar a una reunión del partido Syriza entre aplausos, Tsipras apeló a los legisladores para que apoyen las nuevas propuestas antes de una votación del Parlamento en torno a las negociaciones, instándolos a ayudar a a permanecer en la zona euro.

"Nos enfrentamos a decisiones cruciales", dijo un funcionario del Gobierno, citando las palabras de Tsipras ante los legisladores.

"Tenemos un mandato para alcanzar un acuerdo mejor que el ultimátum que nos dio el , pero ciertamente no se nos ha dado un mandato para sacar a Grecia de la zona euro (…) Estamos juntos en esto", declaró.

No estaba claro si todos los acreedores internacionales respaldarán el último paquete de reformas, que es muy similar a los términos que los votantes de Grecia rechazaron en un referendo al que Tsipras convocó en junio.

Francia, uno de los principales aliados de Grecia en la zona euro, se apresuró a elogiar la concesiones y el presidente dijo que la oferta era "seria y creíble". El presidente del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, sostuvo que el documento era "un texto exhaustivo", pero no entregó detalles.

"Un amplio apoyo en Grecia brinda más credibilidad, pero incluso entonces debemos considerar cuidadosamente si la propuesta es buena y si las cifras concuerdan", dijo a periodistas. "De una forma u otra, es una decisión muy importante la que tenemos que tomar", dijo.

Recomendación para negociar rescateLa aprobación de los acreedores es clave para que los líderes de la zona euro den luz verde a las propuestas.

El presidente de la Comisión Europea, el jefe del Banco Central Europeo, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, y Dijsselbloem realizarán su primera evaluación a los planes en una teleconferencia a las 1100 GMT, dijeron fuentes de la UE.

Los mercados europeos subían ante la perspectiva de un acuerdo inminente para mantener a Grecia en el área monetaria, mientras que los rendimientos de los bonos italianos, españoles y portugueses caían, lo que refleja una percepción de menor riesgo.

Sin embargo, Grecia tendrá que enmendar sus relaciones con algunos de sus socios de la , como Alemania, que ha contribuido más a los rescates griegos que cualquier otra nación del bloque.

Algunos altos funcionarios europeos, incluyendo a miembros de alto rango del partido de la canciller , recibieron con escepticismo las últimas propuestas de Grecia para reformar su economía. El primer ministro de Letonia dijo que no aceptaría una propuesta que incluya una quita de deuda.

Los ministros de Finanzas del área de 19 países se reunirán el sábado para decidir sobre una recomendación de iniciar negociaciones en torno a un tercer rescate para Atenas pese a la extendida exasperación por la crisis de la deuda de Grecia, que ya lleva cinco años.

Grecia pidió US$ 59,000 millones para ayudar a cubrir sus deudas hasta el 2018, una revisión de sus metas de superávit primario en vista del marcado deterioro de su economía y una "reformulación" de la deuda de largo plazo del país.