Módulos Temas Día

La grandes multinacionales enfrentan nueva realidad en China

Las empresas occidentales han reconocido las ventajas comerciales de ser un buen ciudadano corporativo en China y han abierto centros de investigación, compartido conocimiento con socios locales e invertido en nuevas empresas.

La grandes multinacionales enfrentan nueva realidad en China

Bloomberg.- El presidente chino, Xi Jinping, surgió del Congreso del Partido Comunista de esta semana irradiando más poder que una supernova. También puede haber cambiado el terreno corporativo al presentar una nueva visión económica en la que el aumento del nivel de vida prima sobre el crecimiento a alta velocidad.

Una gran lección del maratónico discurso de política de tres horas y media de Xi la semana pasada es que los próximos cinco años serán menos sobre avivar el crecimiento económico y más sobre mejorar la calidad de vida en un país con una gran brecha de riqueza, una burbuja inmobiliaria y desafíos de contaminación de clase mundial.

Desde Intel hasta Ford Motor, las empresas occidentales han reconocido desde hace tiempo las ventajas comerciales de ser un buen ciudadano corporativo en China y han abierto centros de investigación, compartido conocimiento con socios locales e invertido en nuevas empresas.

Ahora, la expectativa es que las compañías extranjeras tendrán que demostrar su voluntad de mejorar la suerte de los trabajadores comunes para mantenerse en la lista de chicos buenos de Beijing.

"Las multinacionales y las empresas locales deberán hacer frente a esta agenda de crecimiento más equilibrada y el enfoque en la calidad de vida", dijo Weiwen Han, socio gerente de China para Bain & Co. en Shanghai. "Cuando ven a China como una oportunidad, no pueden buscar el crecimiento como objetivo principal".

Cuidado de los ancianosMientras que las políticas como las que rigen las transferencias de tecnología y la electrificación en la industria automotriz tienden a ser en blanco y negro, las observaciones más recientes de Xi dejan mucho espacio para la interpretación.

Algunas compañías se han adelantado a la curva con iniciativas dirigidas a los trabajadores y sus familias. Starbucks, que tiene 2,800 puntos de venta en China, dijo en abril que proporcionaría a sus trabajadores locales un seguro de salud que extiende la cobertura a sus padres.

La nueva política es una respuesta a los valores tradicionales en China, dijo la compañía, ya que los hijos a menudo cuidan a sus padres y abuelos en una sociedad que no cuenta con una red de seguridad integral para los ancianos. Los planes cubren 30 enfermedades críticas y algunas cirugías, dijo la compañía.

Yum China Holdings anunció en noviembre pasado que otorgaría acciones valoradas en US$ 2,000 a más de 6,000 gerentes de sus cadenas de restaurantes KFC, Pizza Hut y otras. La medida es inusual en la industria de la comida rápida donde los planes de remuneración son modestos.

El impulso para mejorar el nivel de vida de los empleados se produce cuando las empresas occidentales todavía claman por un mayor acceso al mercado. En una encuesta de enero entre 462 empresas estadounidenses realizada por la Cámara de Comercio estadounidense en China, 81% dijo que se sentía menos bienvenido en China, mientras que más del 60% tiene poca o ninguna confianza de que el país abrirá sus mercados en los próximos tres años.

Los funcionarios chinos, mientras tanto, contrarrestan tales quejas señalando los años de desgravaciones fiscales y otros tratamientos especiales otorgados a las grandes compañías extranjeras para alentarlos a invertir en China, de acuerdo con Shaun Rein, director general de China Market Research Group, con sede en Shanghai.

"Hay un sentimiento en el gobierno de que las compañías extranjeras han ganado mucho dinero a costa de los chinos pobres", dijo Rein. "Ahora, el gobierno siente que las compañías extranjeras deben devolver" el favor.

Burbuja inmobiliariaLos ejecutivos chinos también pueden enfrentar nuevas exigencias. Desarrolladores de propiedad nacionales como China Evergrande y Sunac China Holdings, cuyos precios de las acciones se dispararon este año, probablemente tomaron nota de la línea de Xi en su discurso de que "la vivienda es para vivir, pero no para la especulación".

Cambiar todo eso requerirá un gran aumento en la vivienda asequible junto con los continuos obstáculos a la especulación inmobiliaria. "Durante los próximos cinco años, el enfoque probablemente será suministrar viviendas más asequibles en las ciudades más importantes e impulsar la urbanización en ciudades de tercer y cuarto nivel", dijo Zhang Hongwei, director de investigación de Tospur Real Estate Consulting Co, con sede en Shanghai.

Planta de TeslaIgualmente, la protesta pública sobre el medio ambiente parece una oportunidad para Tesla el fabricante estadounidense de vehículos eléctricos que está en conversaciones con el gobierno de Shanghai para invertir en una fábrica.

El 23 de octubre, la compañía abrió su más grande estación de carga, una instalación de Shanghai capaz de cargar 50 automóviles, informó el periódico oficial China Daily.

Dicho esto, la vida podría tornarse difícil para las empresas occidentales que hacen caso omiso de la nueva directiva de calidad de vida que sale de Beijing, de acuerdo con Geoffrey Crothall, director de comunicaciones de China Labour Bulletin, una organización con sede en Hong Kong que promueve los derechos de los trabajadores.

"Si estas grandes corporaciones quieren quedarse y hacer negocios en China, tienen que estar en línea con lo que quiere el Partido Comunista, y eso es para mejorar los salarios y las condiciones de trabajo de sus empleados en China", dijo.

Tags Relacionados:

China

Retail

multinacionales

Leer comentarios ( )

Ir a portada