Nueva York (Reuters).- Un juez invalidó el lunes el plan de la ciudad de Nueva York de prohibir bebidas azucaradas de tamaño grande en restaurantes y otros lugares de comidas, un día antes de que la nueva ley entre en efecto.

El juez de la Corte Suprema del estado de en Manhattan Milton Tingling consideró que la nueva regulación era "arbitraria y caprichosa" y la declaró inválida después de que American Beverage Association y otros grupos de la industria demandaron a la ciudad en oposición a la prohibición.

El alcalde Michael Bloomberg había promovido la prohibición como forma de reducir la obesidad. Pero los fabricantes de bebidas y grupos de la industria calificaron la ley como una extralimitación ilegal que violaría la libertad personal de los consumidores.