Se podría decir que el Perú mejoró una posición en el ranking Mundial de Competitividad 2013 del IMD al pasar de la posición 44 a 43 de un total de 60 naciones, pero la verdadera lectura es que la situación del país ha empeorado en términos competitivos, según el análisis de .

"En realidad el Perú no ha subido. Esa es una lectura superficial: lo que sucede es que otros países han descendido, como España, Grecia, Portugal, Italia, Francia. Eso nos ha empujado hacia arriba", advirtió , investigador de la referida casa de estudios.

Solo basta ver los cuatro pilares del estudio para corroborarlo. En "Desempeño económico" el Perú pasó del puesto 26 al 32; en "Eficiencia del Gobierno" del 27 al 33; en "Eficiencia de negocios" del 40 al 41; y en "Infraestructura" del penúltimo al último lugar.

"La , salvo algunos ajustes coyunturales, es saludable hoy. En términos competitivos el resultado es catastrófico. Otros países están corriendo mucho más que nosotros", alertó Morosini.

Y dijo sarcásticamente: "La buena noticia quizá es que en infraestructura ya no podemos bajar más, porque estamos en el último lugar". Hizo hincapié que el índice del IMD considera en este rubro la infraestructura física y tecnológica.

El Perú lleva cinco años en el índice del IMD, y la tendencia desde su ingreso es a empeorar. "Entramos en el puesto 35 de 60 países y hoy día estamos en el puesto 43. Es decir, una caída catastrófica", recalcó Morosini.

"Hemos entrado a este índice para simplemente caer, caer y caer", afirmó.