Módulos Temas Día

Confianza del consumidor se desploma a su peor nivel en más de tres años

El optimismo de los limeños se desploma 11 puntos, arrastrado por las menores expectativas sobre el futuro de la economía, sin embargo, en el interior la confianza es incluso menor.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que elabora GfK, cayó a 87 puntos, el nivel más bajo en tres años.

La confianza de los consumidores, un factor clave para dinamizar el país, se desplomó en junio a su peor nivel desde que se tiene registro (mayo del 2012), pese a que la economía ya empezó a mostrar algunos signos de recuperación este año.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que elabora la encuestadora GfK, cayó 10 puntos en junio a un nivel de 87, el más bajo en tres años. Un puntaje mayor a 100 es una tendencia positiva y por debajo de esta valla es una negativa.

Lima vs. provinciasPero en Lima, que mueve la mayor parte del consumo del país, la confianza bajó incluso 11 puntos en junio a un nivel de 89. Aunque todavía los consumidores al interior del país son más pesimistas que los capitalinos, el deterioro de sus expectativas fue de solo tres puntos a un piso de 85 en el referido mes.

Los resultados de esta encuesta, recogidos entre el 20 y 23 de junio, difieren del último informe de confianza del consumidor en Lima Metropolitana de Apoyo Consultoría, que mostraba una pequeña recuperación en la encuesta realizada en la primera quincena del mes, (Gestión 19.06.2015).

El mayor pesimismo de los peruanos sobre el futuro de su economía y la del país se da en medio de una crisis política que llevó la aprobación de la pareja presidencial a su nivel más bajo desde que inició esta gestión, tras la difusión de compras suntuosas en el extranjero.

Pero ya en concreto la encuesta de GfK muestra un deterioro en los cuatro indicadores que utiliza para elaborar el ICC de junio: la situación económica del hogar, la capacidad de ahorro, el futuro del país y del empleo para los próximos 12 meses (ver cuadros).

Sin embargo, al observar la encuesta más a detalle, llama la atención que el 79% de la población sostiene que su situación económica personal se mantiene igual o mejoró respecto a hace un año, frente al 80% de la población que sostenía esto en mayo.

ParadojasAunque en el segmento A/B se observa una fuerte caída de 14 puntos a 20% entre los que dicen que su economía mejoró respecto al año anterior y ahora son más los peruanos que sostienen que en el mejor de los casos se mantendrá igual (59%).

En cuanto a la capacidad de ahorro de las familias, un 68% sostiene que es poco probable o imposible que pueda guardar pan para mayo durante los próximos 12 meses, frente al 63% de la población que afirmaba esto en mayo último.

Al poner la lupa por nivel socioeconómico, resalta un mayor pesimismo en el segmento A/B , donde un 64% afirma que es poco probable o imposible que pueda ahorra, frente al 54% de mayo, mientras que entre los jóvenes de 18 a 24 años pasa de 40% a 52% en junio.

No obstante, con relación al total del ingreso familiar, todavía el 63% de los peruanos afirma que no tiene dificultades y les alcanza justo o bien para vivir, aunque es un porcentaje menor frente al 68% de mayo.

Como es de esperarse, los más holgados se ubican en el segmento A/B (78%), pero sufrió un deterioro de ocho puntos porcentuales frente a mayo (86%), mientras que entre los jóvenes de 18 a 24 años cayó siete puntos, a 72%.

Coyuntura macroEn cuanto a la coyuntura macroeconómica del país, un 47% de la población cree que la economía crece pero más lento que antes, y hay un 36% de los peruanos que tiene la percepción de que se ha frenado el crecimiento, cifras que no varían significativamente frente a mayo.

Pero en el detalle por segmentos, ahora el NSE (nivel socioeconómico) A/B se muestra más pesimista. En junio, un 41% cree que el crecimiento económico se ha frenado; siete puntos porcentuales más frente a mayo, mientras que en el NSE C, el 50% señala que crece pero más lento que antes.

Al ser consultados por la situación económica del país en los próximos 12 meses, el 84% de la población cree que la situación estará igual o peor, frente al 77% que señalaba esto en mayo último.

Los pesimistas A diferencia de los resultados anteriores, en este caso el segmento socioeconómico D/E es el más pesimista, dado que hasta un 35% cree que la economía estará peor, frente al 26% de mayo, mientras que por edad los adultos de 40 a 70 años son los más negativos (subió de 30% a 35%).

La última encuesta de GfK deja ver un creciente pesimismo en el futuro del país, sobre todo en la clase A/B, la de mayores recursos, y en menor medida en el segmento C, que finalmente son los que más contribuyen a la aceleración del consumo.

Pero esta percepción no se ha trasladado del todo a las expectativas sobre su economía familiar, que todavía presenta indicadores relativamente importantes, aunque con un claro sesgo a la baja.

El 78% cree que situación de su hogar estará igual o mejorUn resultado paradójico es que pese al deterioro de expectativas en casi todos los indicadores del reciente Índice de Confianza del Consumidor, todavía un 78% de la población cree que la situación económica de su hogar estará igual o incluso mejor en los próximos 12 meses que hasta ahora, solo dos puntos porcentuales menos que el 80% que decía esto en mayo último.

Sin embargo, al observar la encuesta por nivel socioeconómico, destaca que el 22% del segmento A/B cree que la situación de su hogar estará un poco o mucho peor, un crecimiento de 12 puntos solo en un mes frente al 10% de mayo.

De la misma manera, entre los jóvenes de 18 a 24 años todavía es un 38% el que sostiene que la economía de su hogar estará un poco o mucho mejor en los próximos 12 meses, aunque representa una caída de 15 puntos porcentuales frente al 53% que respondió esta pregunta en mayo.

EL DATOImportancia . GfK es la quinta empresa de investigación de mercados en el mundo. Opera en más de 100 países.

Ficha técnica completa

Leer comentarios ( )