Módulos Temas Día

Cajamarca y Apurimac: Dos contrastes frente a lucha contra la pobreza

La región de Cajamarca, con más recursos frente a Apurimac, pero con un aumento en la pobreza. ¿Qué pasó en ambas regiones? 

Pobreza

Pobreza (Foto: USI)

Pobreza (Foto: USI)

USI

La pobreza monetaria ascendió al 21.7%, según el INEI, siendo Cajamarca el departamento con mayor incidencia de pobreza: un 47.5%.

Así, desde 2011, la región se ubicó siempre en el grupo de los departamentos más pobres del Perú, lo que evidencia lentas reducciones en los niveles de pobreza a través de los años.

Según analiza ComexPerú, en parte, este problema se debe a su bajo crecimiento económico, el cual se explica por la alta relevancia de la agricultura en la actividad económica, sector que exhibe bajos niveles de productividad, en Cajamarca.

“A esto se suma un obstruccionismo contra el desarrollo minero que dificulta la diversificación de la economía. Más aún, según el Índice de Competitividad Regional – INCORE 2017, elaborado por el Instituto Peruano de Economía (IPE), Cajamarca fue la región menos competitiva del país y se ubicó entre las últimas cinco posiciones en 18 de 45 indicadores de competitividad. De esta manera, resulta complicado generar un crecimiento necesario para reducir la pobreza en dicho departamento”, detalle el informe.

Así, sostienen que, el principal recurso con el que cuenta Cajamarca para mejorar progresivamente en lo que a pobreza se refiere es la minería; sin embargo, las políticas obstruccionistas y la incertidumbre que generan con respecto a la ejecución de nuevos proyectos hacen que sea difícil imaginar un progreso real y sostenible en el departamento.

Caso Apurimac
Por otro lado, Apurímac es un gran caso de éxito con respecto a la reducción de la pobreza, pues esta pasó del 69.5% en 2007 al 35.9% en 2017, según el INEI. Además, de acuerdo con el IPE, fue el departamento que mayor dinamismo registró en 2016, con un crecimiento del 163% respecto de 2015.

“La expansión de la inversión minera, a través de proyectos como Las Bambas, permitió generar mayores niveles de empleo en la región, así como una mayor actividad económica”, menciona ComexPerú.

Gasto público
En el informe de ComexPerú se señala la relevancia en la gestión del gasto público en los dos departamentos, para evaluar a qué se destinan los recursos públicos y si esta asignación aporta al desempeño de sus economías.

En 2018, el de Cajamarca fue el tercer Gobierno regional con mayor presupuesto a nivel nacional. Su presupuesto inicial de apertura (PIA) fue de S/ 1,686 millones, mientras que su presupuesto institucional modificado (PIM) alcanzó los S/ 2,009 millones, de los cuales, al 30 de abril de este año, ha ejecutado un 28.2%.

Por su parte, en el mismo ranking, el Gobierno regional de Apurímac se ubicó en el puesto 17, con un PIA de S/ 769 millones y un PIM de S/ 941 millones, de los cuales, en lo que va del año, ha ejecutado un 26.6%.

En ambos departamentos, el sector al que más presupuesto se le asignó fue educación, con un 43.5% del PIM para Apurímac y un 56.8% para Cajamarca. Lo sigue el sector salud, con 31.6% y 22.4%, respectivamente.

Asimismo, Apurímac ha ejecutado un 32.2% de su presupuesto del sector educación y un 22.5% del de salud, mientras que Cajamarca ha ejecutado un 32.4% de su presupuesto en el primer sector y un 25.4% en el segundo. En este aspecto, muestran comportamientos parecidos.

Un hecho que salta a la vista es que los dos tienen presupuestos similares para orden público y seguridad, pese a que la población de Cajamarca excede en más del 200% a la de Apurímac, según el INEI . En efecto, el PIM del sector asciende a S/ 2,680,303 en Apurímac, con un nivel de ejecución del 14% (S/ 0.76 per cápita); y a S/ 2,551,616 en Cajamarca, con un porcentaje de ejecución del 22.1% (S/ 0.34 per cápita). Por otra parte, en Cajamarca se destina un 1.7% (S/ 33 millones) del PIM al pago de la deuda pública, mientras que esta partida no aparece en el caso de Apurímac.

En Cajamarca, se asignaron S/ 6,418,864 (un 0.32% del PIM) a “otros gastos” . Llama la atención que, a la fecha, el Gobierno regional haya gastado más de S/ 1 millón en transferencias a organizaciones sin fines de lucro y más de S/ 140,000 en el pago de impuestos, multas y sentencias. Resulta inverosímil que una entidad estatal no pueda seguir las reglas del juego.

Por otra parte, en lo que va del año, el Gobierno regional de Cajamarca ha gastado poco más de S/ 3 millones en la categoría “viajes”, principalmente en viáticos y asignaciones por comisión de servicio (S/ 2.4 millones). En Apurímac, este gasto asciende a S/ 1.1 millones, con S/ 781,000 asignados a la subcategoría de viáticos y asignaciones por comisión de servicio.

Finalmente, el Semanario de ComexPerú  resalta que en Cajamarca se han gastado S/ 2.7 millones en publicidad y difusión, mientras que en Apurímac este monto alcanza S/ 1.9 millones. Todo lo anterior indica que el presupuesto público podría ser asignado más eficientemente en ambas regiones, en especial en el caso de Cajamarca, donde se destinan recursos en partidas que no mejoran el desempeño de la economía, como el pago de viáticos.

Leer comentarios ( )