La directora de Gestión y Negociación Internacional de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), Ana Marina Alvarado, señaló hoy que la creciente incorporación del sector privado en la de los países ayuda a crear más empleo e ingresos.

Agregó que el sector privado también contribuye a estimular la innovación y las transferencias de tecnología.

Sin embargo, precisó que la asociación de empresas privadas en el tema de desarrollo se ha realizado, en gran medida, sin una adecuada estructura pública que permita medir el impacto y la sostenibilidad de las acciones que desarrollan las mencionadas empresas.

En ese sentido, consideró necesario promover espacios de diálogo, consulta y reflexión con otros actores de desarrollo incluyendo a la empresa privada como "actor relevante y novedoso".

Por su parte, el director de la Cátedra de Cooperación Internacional de la Universidad de Cantabria, Rafael Domínguez, recordó que según las estadísticas mundiales la ayuda económica comprometida para el desarrollo entre el 2010 y 2011, ascendió a US$ 278.5 billones.

Los aportes comprometen fondos de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), fundaciones privadas de filantropía, corporaciones, organizaciones privadas y voluntarias, universidades, centros de estudios, y organizaciones religiosas, entre otros capitales privados.

Ambas personalidades participaron en la inauguración del Seminario Taller "El rol de las Alianzas Público – Privadas para el Desarrollo", organizado por la APCI y el Programa Iberoamericano de Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur.