Módulos Temas Día

Riesgos Financieros Gregorio Belaunde Gregorio Belaunde

Una Buena Noticia en el Frente de los Seguros de Riesgos de Crédito

Hace pocos días se anunció la entrada a la Bolsa de Valores de Lima de una empresa que es desconocida por la mayoría de empresarios: COFACE Perú. Y un directivo de la matriz de dicha empresa explicó sus planes de expansión en el país, en un mercado que hasta ahora está muy poco desarrollado aquí: el de seguros para cubrir el riesgo crediticio tanto local como a la exportación. Y esto es una gran noticia para la gestión del riesgo crediticio por parte de las empresas no financieras, pero no únicamente para ellas. Veamos.

Hace pocos días se anunció la entrada a la Bolsa de Valores de Lima de una empresa que es desconocida para la mayoría de empresarios: COFACE Perú. Y un directivo de la matriz de dicha empresa explicó sus planes de expansión en el país, en un mercado que hasta ahora está muy poco desarrollado aquí: el de seguros para cubrir el riesgo crediticio tanto local como a la exportación. Y esto es una gran noticia para la gestión del riesgo crediticio por parte de las empresas no financieras, pero no únicamente para ellas. Veamos.

 

Recordemos primero qué son los

seguros de riesgos de crédito

: son pólizas que le permiten a una empresa protegerse contra el riesgo de crédito que asume al aceptar que un cliente local o un cliente extranjero le pague con cierto plazo por muy pequeño que sea; si el cliente es del exterior el riesgo puede ser más grande pues además del simple riesgo crediticio se está tomando el riesgo país (el de residencia del cliente, y muchas veces, en la práctica, indirectamente el del país de la matriz del cliente). Acá trataremos solamente de los que se toman para operaciones de comercio exterior corriente, que son más de corto plazo, pero es necesario saber que también los hay de mediano y largo plazo para ventas de grandes maquinarias industriales y hasta para grandes proyectos.

 

En estos seguros, la empresa aseguradora en general toma un alto porcentaje del riesgo crediticio de una cartera designada de clientes locales y externos a cambio del pago de una prima, como en cualquier seguro. Por supuesto, lo hace efectuando un análisis riguroso, aplicando límites sobre esos riesgos asegurados (y uno puede ya suponer, si se trata de una empresa de origen extranjero, como lo es la francesa COFACE, de que la matriz lleva los límites de manera consolidada a nivel mundial, sobre todo los límites-país). Así que más vale ser precavido cuando la aseguradora le dice a uno que tal o tal cliente de su cartera no es elegible, o que para ciertos casos la prima de seguro será mucho más elevada. Sí pues, una ventaja colateral de recurrir a estos seguros es que la posición de los aseguradores es también una forma de alerta.

 

En países donde este tipo de seguros está muy desarrollado, como en Francia y en España, y otros países europeos, incluso lo alientan los bancos

: si su cliente cubre parte de su riesgo crediticio, este se convierte en un cliente de menor riesgo para ellos. Además, pueden otorgarle financiamiento basado en esa cartera de clientes obteniendo en garantía la póliza de seguro bajo diferentes mecanismos legales, según la normativa de cada país.

 

La entrada activa de COFACE en el Perú en ese mercado (antes por razones regulatorias, sólo podía dar seguros a pedido, a través de su filial chilena, no los podía vender), con grandes ambiciones de desarrollo, es una buena noticia, porque por ahora casi nadie ofrece estos seguros en el país: tenemos ya a la española CESCE, y también a una empresa de origen chileno. Y COFACE, uno de los líderes mundiales en este campo, parece decidida a hacer también un trabajo de concientización; algunos quizás ya hayan asistido a una de sus conferencias sobre riesgo país. Y su presencia en la BVL contribuirá ciertamente a darle visibilidad, así como a ese producto. Y al mismo tiempo, ello podría animar a otros jugadores internacionales a entrar al Perú, y quizás, quien sabe, se verá aparecer a jugadores peruanos. Pero la situación actual es: la demanda potencial es enorme, pero la demanda efectiva es bajísima; es decir es un síntoma más de la escasa cultura de seguros en el país.

 

No tardaremos en saber si los clientes potenciales, y sus bancos y otras entidades financieras del país, aprenden rápidamente a usar esta herramienta de gestión del riesgo crediticio y del riesgo país, como en países más modernos, acercándonos así a estándares más dignos de un país grado de inversión y que aspira a formar parte de la OCDE.

 

 

 

Leer comentarios ( )