Módulos Temas Día

Riesgos Financieros Gregorio Belaunde Gregorio Belaunde

El Enfoque Original de un Líder Bancario y Financiero sobre las Finanzas

En un post de marzo 2012 les había mostrado las relaciones que existían entre la ética y la gestión de riesgos y en otro de mayo del 2012 les hablé de la importancia de la ética y de la responsabilidad social empresarial (RSE) para la reducción del riesgo financiero sistémico. En este último les hacía descubrir a un autor de varios libros y numerosos artículos, colaborador del diario francés Les Echos (algo así como Gestión), que aportaba un enfoque original a la reflexión sobre la banca y las finanzas, y que era justamente uno de los máximos dirigentes de la Federación Bancaria Francesa y de la Asociación Francesa de Mercados Financieros (AMAFI), el Sr. Pierre de Lauzun. Me faltó añadir que él también había sido funcionario de la Dirección del Tesoro Público en el MEF de Francia.

En un post de marzo 2012 les había mostrado las relaciones que existían entre la ética y la gestión de riesgos y en otro de mayo del 2012 les hablé de la importancia de la ética y de la responsabilidad social empresarial (RSE) para la reducción del riesgo financiero sistémico. En este último

les hacía descubrir a un autor de varios libros y numerosos artículos, colaborador del diario francés Les Echos (algo así como Gestión), que aportaba un enfoque original a la reflexión sobre la banca y las finanzas, y que era justamente uno de los máximos dirigentes de la Federación Bancaria Francesa y de la Asociación Francesa de Mercados Financieros (AMAFI), el Sr.

Pierre de Lauzun

. Me faltó añadir que él había sido también funcionario de la Dirección del Tesoro Público en el MEF de Francia.

 

Poco después pude comprar su reciente libro, de ese año, hecho en cooperación con el Presidente de la AMAFI bajo la forma de un diálogo de a tres con una conocida periodista francesa de dicho diario. Un libro algo provocador por su título, que podría traducirse algo así como “¿Son los Mercados los que Mandan?-Respuestas a los prejuicios y a las soluciones demasiado fáciles”. En uno de los pasajes Pierre de Lauzun cuestionaba por ejemplo la especulación que se hacía con los CDS o

Credit Default Swaps

(esos seguros contra impagos que se hicieron tan conocidos durante la Crisis última), al contratarlos sin cubrir el riesgo de ningún activo que se tuviese (los CDS “desnudos”). También se cuestiona ahí el simplismo excesivo de ciertos juicios de valor y propuestas efectuadas demasiado “en caliente”, donde se olvida que las realidades son algo más complejas.

 

Al año siguiente, tuve la oportunidad

 

de tener una interesante conversación con él sobre temas como la regulación y supervisión financiera, las prácticas de los mercados financieros y la problemática del excesivo apalancamiento de los Estados. Pude también contarle como en el Perú se había mejorado notablemente en estos temas, aunque quedara aún mucho por hacer.

 

Ahora resulta que su último libro, publicado en el 2013 y llamado

“Finanzas: un enfoque cristiano – De la banca medieval a la globalización financiera”

acaba de ganar el premio de la segunda edición del concurso internacional organizado por la fundación Vaticana

 

“Centesimus Annus – Pro Pontifice”

, encargada de promover la Doctrina Social de la Iglesia, que como quizás algunos saben, es la que ha inspirado los conceptos de la Economía Social de Mercado, desarrollados sobre todo por economistas alemanes que inspiraron la acción de los que lideraron el milagro alemán de la post-guerra en los 50as y 60as.

 

En una primera parte del libro, el autor expone y analiza lo que está escrito en los Evangelios, y luego por los Padres de la Iglesia y los teólogos medievales sobre los problemas económicos de sus tiempos; cabe recordar la importancia que tuvo en el Medioevo el rol de los banqueros italianos en diversos países. Explica en esa parte por ejemplo los debates suscitados por el préstamo con cobro de intereses, algo que ahora nos parece obvio.

 

En la segunda parte, expone y analiza los aportes de la Doctrina Social de la Iglesia sobre los temas económicos en general y las finanzas en particular. Cabe recordar que la Crisis actual llevó por ejemplo al Papa Benedicto XVI en su obra “Caritas in Veritate” del 2009 a tocar el tema de las finanzas. También menciona escritos de Juan Pablo II y de Paulo VI. Entre las ideas expresadas está que dicha Doctrina Social contiene conceptos que pueden muy bien ser compartidos igualmente con no creyentes, y la mención de que la existencia de mercados financieros, en sí misma, no tiene ninguna connotación negativa; lo que cuenta es lo que se hace con ellos, y el sentido de la responsabilidad para con los demás, y se cuestiona la fuerte tendencia al corto-placismo que se ha ido acentuando en las últimas décadas.

 

En la tercera parte, el autor analiza los problemas ético-morales de las finanzas contemporáneas, a partir de la Tradición de la Iglesia y de la Doctrina Social de la Iglesia. De esa manera analiza las disfunciones de los mercados financieros,

 

sus perspectivas, y aporta elementos de solución para su mejor funcionamiento. Entre los temas que desarrolla es el riesgo del aumento del endeudamiento excesivo (apalancamiento) de los agentes económicos y de los propios Estados. Por supuesto menciona temas como la subvaloración de los riesgos inducida por la codicia y los sistemas de remuneraciones y la mecánica infernal que puede generar la búsqueda de la liquidez por la liquidez, que se expresa en herramientas como el “trading de alta frecuencia”. También menciona la importancia de las microfinanzas y de la inclusión financiera.

 

Muchos aquí recordarán las enseñanzas de Eduardo Schmidt, S.J., en la Universidad del Pacífico, sobre la Ética en las Finanzas. Para ellos, un enfoque como el mencionado más arriba, no debería resultarles sorprendente. Salvo que en el caso del Sr. Pierre de Lauzun, estamos además frente a un laico ciertamente comprometido con su religión, pero no un religioso, que ha participado activamente, y lo hace aún, en el mundo de la banca y de los mercados financieros.

 

Este tipo de enfoque

, con el cual pueden coincidir igualmente, desde su propia perspectiva, banqueros y financieros no creyentes, como lo pude ver por ejemplo en Francia, país bastante descristianizado actualmente, pero donde se ha desarrollado en gran parte de ese mundo profesional, una cultura de la banca y las finanzas responsables, centrada en la prioridad al largo plazo y a la relación con los clientes,

constituye al mismo tiempo un aporte innegable para una mejor gestión de los riesgos en el mundo financiero y para un enfoque macro-prudencial tanto público como en el sector privado, capaz de prevenir más eficazmente el riesgo financiero sistémico

.

 

Cabe esperar que este libro fundamental, escrito en francés, que incluye un interesante análisis histórico, y que contiene reflexiones útiles para

cualquier país donde haya mercados financieros consolidados o en desarrollo, pueda encontrarse rápidamente traducido al castellano y en nuestras librerías.

 

 

 

Leer comentarios ( )