Módulos Temas Día

Evidencia para la gestión Videnza Consultores Videnza Consultores

Incremento en el ISC a los vehículos usados, una decisión acertada

En abril del 2018, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) aprobó la modificación del impuesto selectivo al consumo (ISC) para vehículos automotores. El objetivo de la medida fue incentivar el uso de vehículos menos contaminantes y renovar el parque automotor. Esto a partir de aumentar el impuesto a vehículos a gasolina (contaminantes) y favorecer la importación de vehículos a gas o híbridos (menos contaminantes). En ese entonces llamó la atención la redacción del impuesto en 20 puntos porcentuales a los autos usados a gas y que, en términos relativos, el incremento en el ISC a los autos usados a gasolina fue menor al de los autos nuevos a gasolina.

Pasado un año, las modificaciones planteadas han tenido un efecto significativo en el mercado automotor. Según Veritrade, con respecto al 2017 y 2018, la importación de vehículos nuevos a gasolina disminuyó de 33 a 25.9 millares en febrero y de 36.4 a 25.5 millares en marzo. En ese mismo sentido, la importación de vehículos usados con gasolina aumentó de 45 a 79 millares en enero, de 36 a 63 millares en febrero y de 47 a 83 millares en marzo. Por otro lado, con respecto a la inversión de vehículos usados con gas, tuvo un aumento de 98 a 227 millares en enero, de 62 a 122 millares en febrero y de 101 a 195 millares en marzo.

Este hecho es consistente con las estimaciones econométricas que realizamos en Videnza Consultores el año pasado a solicitud de la Asociación Automotriz del Perú (AAP). Concluimos que la disminución en el consumo de autos nuevos a gasolina no solo se daría por el incremento en su precio como consecuencia de un mayor ISC, sino también por la sustitución de estos autos por autos usados a gas y a gasolina.

Si bien el MEF redujo el ISC a la importación de autos usados a gas bajo la lógica de que estos contaminan menos que los usados a gasolina, lo que no consideró es que la evidencia internacional muestra que los vehículos usados a GLP contaminan más que los vehículos nuevos a gasolina con tecnología Euro 4.

Es así que, el análisis técnico desarrollado por Videnza Consultores consideraba perjudicial la disminución en el ISC a los autos usados a gas. Y resultaba necesario establecer una nueva estructura de ISC para asegurar que no se incentive el reemplazo de la importación de autos nuevos (menos contaminantes) por autos usados a gasolina y GLP (más contaminantes).

El 15 de junio pasado, el MEF modificó nuevamente la estructura del ISC de los vehículos automotores tomando en cuenta estos ajustes. Con relación a los autos usados, la principal medida ha sido incrementar la tasa de ISC de los autos usados a gas de 10% a 40%; es decir, no solo dejó sin efecto la disminución de hace un año, sino que incrementó en 10 puntos porcentuales la tasa de ISC respecto al 30% original.

Por ello, consideramos fundamental tomar en cuenta todas las aristas de los posibles escenarios que se podrían presentar, con el objetivo de ejecutar cambios sostenibles dentro del mercado.

Por Nicolás Besich, investigador de Videnza Consultores y Mauricio Ibañez, analista de Videnza Consultores.

 

 

Leer comentarios ( )