Módulos Temas Día

Empresa&Familia Pablo Dominguez

¿Cuán importante es la "propiedad emocional" en la Empresa Familiar?

El desempeño de las nuevas generaciones en las empresas familiares es determinante para su continuidad a través del tiempo. Por tanto, el ser capaces de generar --sobre todo en los miembros más jóvenes de la familia-- un fuerte compromiso, es quizá la característica más relevante en las empresas familiares exitosas. Es así que el compromiso, la participación, e identificación de los miembros jóvenes con los proyectos de negocio de la familia, será la fuente de importantes contribuciones para la familia, la empresa y la sociedad.

El desempeño de las nuevas generaciones en las empresas familiares es determinante para su continuidad a través del tiempo. Por tanto, el ser capaces de generar –sobre todo en los miembros más jóvenes de la familia– un fuerte compromiso, es quizá la característica más relevante en las empresas familiares exitosas. Es así que el compromiso, la participación, e identificación de los miembros jóvenes con los proyectos de negocio de la familia, será la fuente de importantes contribuciones para la familia, la empresa y la sociedad.

Un concepto que se ha encontrado útil para comprender la fuente del
compromiso de los miembros de la siguiente generación es el de propiedad
emocional o psicológica. Muchos la definen como el estado en el que las
personas sienten que la propiedad de la empresa o parte de ella es
suya, y por tanto, responsables de tomar decisiones favorables en el
largo plazo para los intereses de la empresa familiar; aun no siendo
propietarios formales.

Es por tanto necesario ir formando a los jóvenes para que sean “buenos
propietarios”, desde ahora. Por esta formación no nos referimos a la
profesión que hayan elegido, sino a aprender a querer a la empresa, a
identificarse con los valores familiares y a comprometerse con su
misión. Así, la inversión de las siguientes generaciones en: tiempo,
trabajo, ideas, esfuerzo por mantener los valores familiares, dependerá
del grado de propiedad emocional que hayan alcanzado.

“Para que esto sea posible el papel de los padres es clave para
“enamorar” a los hijos del proyecto familiar. Cuando los hijos crecen
deben visualizar en la empresa, a la que quieren, claras oportunidades
para su desarrollo. La clave es la suma de valores tradicionales, que
aportan quienes llevan ya años en la empresa, y la capacidad de
innovación, de quienes se van incorporando al  proyecto de la empresa
familiar. Así, el grado de vinculación con la empresa familiar guarda
una estrecha relación con el éxito y la trascendencia del negocio”.

Un caso práctico de esta formación lo podemos apreciar en una empresa
que al culminar con éxito un proceso de sucesión a la quinta generación,
su consejo de familia asumió como tarea principal preparar a los
“futuros sucesores” (muchos en edad escolar), mediante visitas a las
empresas de la familia.

Una investigación de la Cátedra de Empresas Familiares del IESE encontró
las siguientes dimensiones positivas y negativas en el clima familiar
que inciden en la formación de la propiedad emocional:

Dimensiones positivas

Lograr una íntima familiaridad con los negocios de la familia
Ingreso estructurado y planificado a la empresa familiar
Grado de control sobre la dirección de la empresa

Dimensiones negativas

Experiencias negativas en la empresa
Ingreso informal y/o forzado a la empresa familiar
Falta de control sobre la dirección de la empresa

En el PAD hemos realizado una investigación similar a los participantes
de los seminarios sobre empresas familiares en el 2010 y 2011, y
obtuvimos los siguientes resultados:

Ante la pregunta ¿percibes que tienes un vínculo emocional con la
empresa familiar?
el 71% respondió que  tiene un vínculo emocional muy
fuerte y un sentido de destino compartido con la empresa familiar, sólo
un 8% tiene un vínculo emocional superficial y positivo.

Preguntamos también ¿te sientes identificado con la empresa familiar? y
el 70% respondió que se siente totalmente identificado/a con la empresa
familiar, el 20% se sentía muy identificado, mientras que sólo el 1% se
sentía poco identificado.

Respecto a ¿por qué te sientes identificado con la empresa familiar? el
29% respondió que se sentía identificado con la visión de largo plazo de
la empresa, el 22% con la historia familiar y el 17% con los valores
familiares.

Los que confirman la importancia de mantener y reforzar la
identificación con la empresa familiar, para lo cual la visión, la
historia familiar y los valores resultan ser los factores más
relevantes.

Opcional a tener cuenta:

Finalmente, deseo comentarles que en el próximo mes de octubre,
desarrollaremos con el PAD, un programa enfocado en Empresas Familiares
donde se profundizará  este tema y otros muy relevantes para la empresa
familiar.

 

 

Leer comentarios ( )