Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

El punto de equilibrio (Parte 1)

Desde el punto de vista de las finanzas operativas, el punto de equilibrio es el número de unidades que debe vender una empresa, para que la utilidad operativa sea igual a 0. 

Desde el punto de vista de las finanzas operativas, el punto de equilibrio es el número de unidades que debe vender una empresa, para que la utilidad operativa sea igual a 0. 

Antes de empezar a desarrollar el concepto, conviene echar un vistazo a la estructura de costos de una empresa. El costo total es, simplemente, la suma del costo fijo total más el costo variable total. Dado un determinado tamaño de planta (léase capacidad de producción), un costo fijo, es el que se incurre sin importar las unidades que se produzcan. Un típico caso, es el de la depreciación. S

i usted tiene una máquina con la que elabora los productos que vende su firma y que tiene una depreciación de S/.100 000 al año, no importa si es que produce 1 o 1 000 artículos, el cargo por este concepto, será siempre de S/. 100 000.  

Sin embargo, preste atención a esta sutil distinción, el costo fijo total es constante, pues no varía con la cantidad producida; pero el costo fijo unitario es decreciente, lo que quiere decir, que por cada unidad de producción adicional, el costo fijo se va diluyendo.  Por otro lado, si bien el costo variable total es creciente, el costo variable unitario permanece constante, lo cual es fácil de entender si se tiene en cuenta que, para producir una unidad, siempre necesitamos una cantidad dada de materia prima. En el gráfico que se presenta a continuación se plasma lo explicado.

imagen1.jpg

Otro punto necesario de aclarar, es que la distinción entre costos fijos y costos variables, sólo tiene significado en el corto plazo. En el largo plazo, todos los costos son variables. Lo que tiene sentido, pues en el largo plazo, se puede ajustar a voluntad la capacidad de planta.

Además, y, dado que estamos hablando de utilidad operativa, el costo fijo no incluye los gastos financieros, así como que el punto de equilibrio se relaciona con el estado de resultados y no con el flujo de caja de la firma.

Ahora, estamos listos para empezar a explicar este concepto. Primero, grafiquemos el costo fijo y el costo variable en términos totales, así como el costo total:

Observe que, el costo variable total es simplemente el costo variable unitario (cvu), multiplicado por el número de unidades producidas (q) y que, como ya mencionamos, el costo total es la suma del costo fijo total y el costo variable total.
Ahora, sobre ese gráfico, superpongamos el ingreso total (IT), el mismo que se obtiene de multiplicar precio (p) por cantidad (q):
¿Qué denota el punto P del gráfico?, simple, la intersección de la línea de ingreso total con la del costo total. En otras palabras, nos da la producción (Q*), que hace que el ingreso total, sea similar al costo total. Si se produce por debajo de Q*, claramente, los costos son mayores que los ingresos, en tanto que producción por encima de ese nivel, hace que los ingresos sean mayores que los costos. ¿Qué cosa es Q* entonces?, pues el punto de equilibrio de la empresa.
Entonces, si la firma no quiere arrojar pérdidas operativas debe, necesariamente, que producir y vender un número de productos por encima de Q*.
En la próxima entrega, enseñaré como obtener el punto de equilibrio matemáticamente.
Aviso parroquial:
Quiero comentarles que durante el mes de abril, el blog recibió 52 817 visitas. Nuevamente les extiendo mi agradecimiento pues por su preferencia, este blog es el más visitado de todos los que publica Gestión. Esto me motiva a esforzarme más aún para que los temas que se toquen sean de interés y utilidad para los lectores.
Mi cuenta en twitter es @finance_rules, ahí subo comentarios, noticias y consejos financieros. Los invito a seguirme.

 

 

Leer comentarios ( )