(Bloomberg) Para Terence Tong, que vive en un apartamento de 300 pies cuadrados (28 metros cuadrados) con sus padres y su hermano, no puede construir viviendas públicas a velocidad suficiente en la ciudad más cara del mundo para tener una casa.

Tong forma parte de un grupo de casi 130,000 personas que quieren comprar una de las 2,160 viviendas subsidiadas, las primeras en más de una década, que se pusieron en venta en diciembre. Las unidades, que se ofrecen con un 30% de descuento, parten de US$ 1.9 millones de Hong Kong (US$ 245,000).

"No son baratas pero en este momento puedo decir que de todos modos son accesibles", señaló el empleado de tecnología de la información de 30 años. "Me gustaría tener mi propia casa. No puedo vivir con mi familia para siempre".

El responsable ejecutivo de Hong Kong Leung Chun-ying corre contra el reloj para cumplir su promesa de incrementar la oferta total de viviendas un 18% en los próximos diez años en tanto los precios siderales han hecho que tener casa propia sea imposible para las personas como Tong. El desafío que enfrenta Leung es encontrar suficiente tierra para su plan de construir 480,000 nuevas viviendas.

"El gobierno está haciendo un gran esfuerzo, pero cumplir el objetivo en un 100% será difícil", dijo Alnwick Chan, director ejecutivo de Knight Frank LLP. "La oferta de tierra tendrá que aumentar drásticamente para que la gente crea que el precio de las viviendas va a bajar".

Las viviendas públicas, que representan casi la mitad de las de Hong Kong, han vuelto al centro de la escena después de que las protestas por los ambiciosos planes de construcción elaborados en 1998 obligaron al gobierno a dar marcha atrás con la construcción. Ahora se espera que este se haga responsable del 60% del objetivo de oferta de Leung.

Límite de ingresosLas nuevas unidades subsidiadas van desde los 34.5 metros cuadrados (371 pies cuadrados) a los 47.5 metros cuadrados de superficie y los postulantes que tengan éxito pueden pedir en préstamo hasta el 95% del precio de venta.

Una familia no puede ganar más de US$ 46,000 de Hong Kong por mes, lo que significa que alrededor del 80% de los hogares de la ciudad reunirían las condiciones, de acuerdo con los datos del gobierno. Los ingresos mensuales no pueden superar los US$ 23,000 de Hong Kong mensuales para una persona soltera como Tong, que dice estar al borde de no reunir los requisitos dado que gana unos US$ 22,000 de Hong Kong por mes.

"Para los jóvenes que quieren comprar su primera casa, la única solución puede ser una vivienda subsidiada", explicó Chan de Knight Frank. Todo el que esté por debajo del umbral de ingresos y activos presenta una solicitud "porque sabe que no tiene ninguna oportunidad en el mercado privado", agregó.

El precio promedio por pie cuadrado en cien proyectos de viviendas privadas cuya evolución sigue la firma inmobiliaria Midland Holdings Ltd. superó los US$ 10,000 de Hong Kong por primera vez el mes pasado. Un apartamento de 363 pies cuadrados en uno de los proyectos cambió de manos por US$ 4.5 millones de Hong Kong en enero, un 17% más que una transacción similar un año antes, según Midland.

TAGS RELACIONADOS