Al parecer, los esfuerzos por empujar a los consumidores a las plataformas online no son suficientes pues el 85% de las transacciones comerciales en el mundo todavía se hacen en efectivo.

David Goldschmidt, vicepresidente de Pagos Digitales de la División GeoCentral de , explica que la poca confianza por parte de los tarjetahabientes y de los comerciantes impide la masificación del en América Latina.

[ Lee también: ]

"Aunque el comercio electrónico ha crecido muchísimo en los últimos años, la oportunidad es todavía mayor. La primera transacción de fue hace más de 20 años y hoy e-commerce ya representa más del 8% para los comercios y más del 15% de las transacciones electrónicas del negocio de MasterCard", indica el ejecutivo.

Para reducir los temores del usuario de tarjeta con chip y brindarle una mejor experiencia de uso, MasterCard viene trabajando y promoviendo soluciones de seguridad.

David Goldschmidt comenta que la empresa ha desarrollado soluciones de autentificación siguiendo los estándares globales de 3D Secure (plataforma que permite la autentificación de las tarjetas del mercado) e lnControl, una plataforma para bloquear el fraude a través del control de gastos, frecuencia de uso de las tarjetas, ubicación y otras variables.

[ Lee también: ]

Además, la compañía trabaja con bancos, facilitadores de pagos y gateways para ampliar y fortalecer la aceptación de los comercios a través del e-commerce. A nivel global, está desarrollando API's (Application Programming Interface) como MasterCard Simplify Commerce, que facilitarán este camino de aceptación.

El vicepresidente de Pagos Digitales de MasterCard para Latinoamérica y el Caribe manifiesta que, en un futuro, la información de las credenciales de pago, como el número de tarjeta, por ejemplo, se transmitirán de forma segura por medio de soluciones que encripten, toquenicen (tecnología que permite que un número ficticio o 'token' sea transmitido en vez del número de la tarjeta) y protejan la transacción.