Módulos Temas Día

Reliquias sobre ruedas en la Cuba de hoy

Los autos clásicos americanos fabricados antes de 1960 viven una segunda juventud en La Habana del presente. Mecánicos cubanos los transforman con ingenio para brindar servicio turístico y competencias.

Algunos pueden costar hasta US$ 6,000 fuera de Cuba.

La Habana – Cuba parece ser una capital detenida en el tiempo. Sin embargo, los últimos acuerdos bilaterales entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro le han imprimido un nuevo dinamismo a la isla caribeña.

Esto se ve reflejado en el sector turismo, que, a su vez, de alguna manera, está influyendo en el rubro automotor.

Y es que para los turistas se ha convertido en casi una obligación pasear por las calles de La Habana en los populares "almendrones". Estos son antiguos autos americanos fabricados entre 1920 y 1950. Llegaron a Cuba en su etapa prerrevolucionaria, pero se han quedado hasta ahora allí.

Segunda juventudAutos Chevrolet, Oldsmobile, Studebaker o Chrysler, de aproximadamente 70 años, se mantienen vivos gracias al ingenio cubano.

Estos, además, cuentan con un nuevo rostro debido a que han sido "rejuvenecidos" para los visitantes norteamericanos: colores vivos (amarillo, fucsia, verde limón) que resplandecen entre las viejas calles de La Habana.

Algunos de estos vehículos Buick, Cadillac o Pontiac además viven ahora una segunda juventud (a pesar de que llevan en sus entrañas de fierro piezas de otros vehículos) al haberse convertido en elegantes descapotables, según Expansión.

CompetenciasAdemás de servir como transporte público, algunos de estos autos americanos están diseñados para competiciones automovilísticas.

Sin embargo, los cubanos que renuevan estos coches tienen que hacerlo a escondidas del Gobierno castrista, porque estas aún son ilegales allá.

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Econòmica (RIPE)

Tags Relacionados:

Cuba

autos de colección

Leer comentarios ( )