Edwin Bardales Saucedoebardales@diariogestioncom.pe

Nacido en la ciudad de Múnich, un 11 de noviembre de 1983, Philipp Lahm fue descubierto en un torneo juvenil por el Bayern y su debut en el equipo profesional fue tan corto como su estatura, ya que lo hizo en el último minuto de un encuentro de la , ante el RC Lens en noviembre de 2002. Solo fue para las estadísticas.

El joven defensor decidió dejar el equipo rojo y se fue cedido al Stuttgart por dos temporadas para coger más experiencia y así se convirtió en el mejor lateral izquierdo de Alemania, así como lo lee: Lahm comenzó su carrera por el lado izquierdo.

Su excepcional dominio del balón y su inteligencia de juego, complementadas por su exquisita técnica y su peligrosidad en el uno contra uno, hacen de él uno de los laterales más temidos del mundo.

Después apareció la mala racha y sufrió una plaga de lesiones: se perdió 12 partidos de la Bundesliga debido a una fractura en su pie derecho y se rompió un ligamento de la pierna derecha justo antes del final de la temporada pero eso no le impidió volver a su "casa", el Bayern de Munich.

Pero la temporada 2005/2006 fue muy frustrante para él, ya que tan sólo jugó 20 partidos. Ya en la siguiente temporada recuperó el tiempo perdido y para la temporada 2007/2008 su buen nivel futbolístico hizo que aparecieran rumores de un traspaso al Barcelona, pero eso nunca se dio porque en mayo del 2008, Philipp firmó contrato con el Bayern hasta el 2012.

Para la temporada 2009/2010 se dio el gran cambio y Lahm empezó a jugar como lateral derecho, mejorando muchísimo su nivel, ya que formó una excelente dupla con el holandés .

No a la homofobiaCon un nombre ganado en el fútbol, el lateral alemán fue premiado el 20 de setiembre de 2008 con el Tolenrantia-Preis, debido a su importante contribución en la lucha contra la homofobia dentro del mundo del deporte profesional, especialmente en el fútbol.

Pese a ello Lahm ha expresado que los futbolistas homosexuales no deben reconocer su orientación en público por el abuso que estos podrían sufrir. "Es una pena que ser gay en el fútbol sea un tema tabú", afirmó mientras presentaba su libro "Un sutil diferencia".

Sobre los rumores de que tendría un novio en Colonia, Lahm calificó esas afirmaciones de "especulaciones". "No tengo nada contra los homosexuales y encuentro que no hay nada rechazable en la homosexualidad", señaló.

"Yo tendría miedo que a alguien le ocurriera lo mismo que al futbolista Justin Fashanu, que después de salir del armario acabó suicidándose", añadió.

La cinta de capitánDesde principios de 2004, Lahm es titular en su selección y en el partido inaugural del Mundial de Alemania 2006, se metió a los seguidores teutones en el bolsillo al anotar el primer gol del torneo luego de un zapatazo desde el borde del área que se clavó en la portería de Costa Rica.

Cuatro años más tarde, ya en el Mundial de Sudáfrica 2010, Lahm recibió de manos de Michael Ballack el brazalete de capitán de la Mannschaft y desde ese momento el lateral consolidó su relación con los colores de su selección.

Ya fuera de las canchas, Philipp se casó con Claudia Schattenberg en Aying, un suburbio de Múnich, a tan sólo cuatro días después de que Alemania quedara en el tercer lugar en la Copa del Mundo del 2010 y con la mujer que fue su novia desde los 16 años, y a partir de ahí su carrera ha ido en ascenso.

Será interesante ver qué nuevas proezas nos deparará este incombustible motor de la selección alemana en el Mundial Brasil 2014, su tercer mundial consecutivo, y un poco adelantándose a su futuro, el portal FIFA.com le preguntó recientemente ¿qué hará el próximo 13 de julio?, que es la fecha programada para la final mundialista en el Maracaná, y solo respondió: "ojalá que tenga partido ese día…".

"A veces poco es mucho" es la frase más popular del futbolista, que está a pocas horas de un crucial partido con Brasil para definir su pase a la gran final del mundial en tierras cariocas y podría ser la primera selección europea en ganar un mundial en Sudamérica.

Lahm es aficionado al tenis y al billar, y tiene una personalidad que se resume en frases como "seguro de sí mismo", "con las ideas claras" y "orgulloso". Y pensar que pudo haber sido un panadero o un oficial de policía disciplinado como lo es en los campos de fútbol, pero la vida le deparó éxitos con el balón y ahora somos testigos de uno de los mejores laterales del mundo. Sus más de 111 partidos internacionales así lo demuestran y tiene cuerda para rato.