Luisa Huaruco Gonzaleslhuaruco@diariogestion.com.pe

La última fecha del recibió en sus pasarelas los siempre creativos diseños de Gerardo Privat, quien abrió la noche con una propuesta de terciopelos, encajes y escotes pronunciados. Los colores predominantes de la colección fueron el negro y el rojo. Privat señaló que al llegar a los 10 años de la marca, tiene pensado dar un giro a su propuesta y no descartó incursionar en el diseño de una línea dirigida al público masculino.

A su turno, la presentó una propuesta de tejidos en colores sobrios. El ocre, tierra y beige dominaron los diseños constituidos de piezas elegantes y conservadoras, con modelos dirigidos al público masculino y femenino.

El diseñador Jorge Salinas repitió el plato en las pasarelas del LIFWeek, presentando una línea personal bastante alejada de la propuesta creada para su marca Emporium. Con una colección inspirada en el Circo, sorprendió a los asistentes con complejos y creativos trajes de alta costura. La paleta de colores estuvo marcada por el neutro con toques de lila, naranja y turquesa.

Finalizando la noche, Noé Bernacelli deslumbró con su elegante colección Forêt-Noire, inspirada en el bosque negro europeo. Los diseños destacaron por la sensualidad de las transparencias y detalles confeccionados a mano. Los colores dominates fueron los clásicos negro y marfil, que contrastaron con los intensos escarlata y azul.