Un paseo por el espacio para divisar la Luna o Marte, un viaje al pasado para conocer a los extintos dinosaurios o una inmersión al fondo del océano son algunas de las experiencias que podrán disfrutar los niños y adolescentes con estos dispositivos.

"Se trata de crear una experiencia lo más real posible y al mismo tiempo educar a los niños. Con esta tecnología aprenderán de una manera dinámica sobre las distintas especies de animales o los planetas del sistema solar, por ejemplo", explicó a Efe Atsushi Ido, que colaboró con la empresa Takara Tomy en el desarrollo de este producto.

Para jugar a este pasatiempo de última generación, el usuario se ha de colocar las gafas de realidad virtual, en donde se introduce un teléfono inteligente que le transporta a distintos escenarios, mientras que con las manos sostiene un mando que le permitirá desplazarse por los mismos.

Estos productos se comercializarán en Japón a partir del próximo mes de agosto en el caso del fabricante Megahouse y de diciembre en el de Takara Tomy por un precio en torno a los 10.000 yenes (alrededor de 82 euros), detallaron los portavoces de ambas compañías niponas.

Un precio "muy competitivo y relativamente barato" debido a que el producto se abarata al ser necesario para su uso un segundo dispositivo un smartphone, opinó Ido.

La vocación de esta nueva generación de juguetes es educativa, tanto que la empresa Takara Tomy cuenta con el asesoramiento de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) para elaborar los viajes al cosmos.

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)