Los cambios que ha efectuado con respecto a su nuevo sistema operativo, , también denominado Blue, va a permitir que los usuarios puedan disfrutar de grandes beneficios, sustenta Adrian Covert desde Fortune.

Lo primero a considerar es el retorno del botón de 'Inicio', que ha sido instalado en el lugar que realmente le corresponde en la barra de tareas. Su función es la de permitir regresar al menú principal de la nueva interfaz del sistema. En otras palabras, el nuevo botón 'Inicio' trae toda la funcionalidad del botón 'Inicio' de Windows 7, pero con la apariencia moderna de Windows 8.1.

El sistema operativo, además, pone a disposición diferentes aplicaciones y servicios, los cuales son accesibles desde la pantalla de inicio. De manera sencilla, el usuario podrá elegir cualquier aplicación para hacer diferentes cosas, desde usar el Skype hasta ver videos a través de Xbox Video.

Pero la sorpresa más grata que nos trae Microsoft es la expansión de la función 'Snap view', la cual permite visualizar múltiples aplicaciones en la pantalla al mismo tiempo. Windows 8.1 facilitará la ejecución de hasta ocho aplicaciones de lado a lado, a comparación con las dos que permitía .

La nueva versión del sistema operativo de la firma estadounidense permite a los usuarios decidir cuánto espacio ocupará cada aplicación en la pantalla. 'Snap view' de Windows 8 era mucho más limitado en este aspecto.

Lo interesante es que si el usuario está leyendo un correo electrónico y hace clic en un enlace, ya no saldrá de la aplicación de correo para entrar al navegador. Ahora la pantalla automáticamente se dividirá en dos e Internet Explorer se abrirá justo al lado de la aplicación de correo.

Otro ajuste a destacar, de acuerdo a Fortune, consiste en que, por ejemplo, si el usuario busca a un artista de rock en Bing, los enlaces y botones para reproducir sus canciones estarán integrados en los resultados.

Por último, la integración en la nube es completa con SkyDrive. Con Windows 8.1 es más fácil trabajar en cualquier lugar, ya que los archivos están siempre accesibles desde cualquier dispositivo y ubicación. De esa manera, el usuario no tendrá que volver a configurar los dispositivos de Windows 8.1 que utilice.