anunció la semana pasada un nuevo que incluye seis nuevos emoticones que expresan distintas reacciones a las publicaciones de la red social, además del ya clásico botón 'Me Gusta'.

Próximamente, los usuarios de Facebook podrá usar las opciones "Me enfada", "Me divierte", "Me entristece", "Me asombra", "Me alegra" y "Me asombra".

Este sistema ha sido alabado por expertos y usuarios comunes que reclamaban otras formas de expresarse ante el contenido que circula en la red social, además del famoso 'pulgar hacia arriba'.

Sin embargo, según rescata el periodista Marcelo Córdova en La Tercera de Chile, este sistema podría generar un problema con las grandes compañías que pagan por en la red social.

¿Qué pasará cuando un número considerable de usuarios decida pulsar un emoticon de enojo ante contenido publicitario que no desea ver? ¿O se utilice masivamente la carita de "Me entristece" en el fanpage de una empresa que contamina el medio ambiente?

La empresa tecnológica de tendrá de dilucidar cómo hacer frente a estos posibles escenarios, que mellaría la relación que tiene con sus anunciantes.

Los avisos personalizados le generaría este año a Facebook unos US$ 16,300 millones en ganancias.