El congresista y financista de Fuerza Popular, Joaquín Rámirez, señaló en conferencia de prensa, que existe una investigación en curso en su contra de manera preliminar en la Fiscalía, con la que ha contribuido para que el caso se esclarezca.

"Comencé como cobrador de micro a los 19 años, después fui vendedor de carros usados luego de camiones y de maquinaria pesada, acumule capital, pase posteriormente al mercado inmobiliario y otros actividades empresariales, todo esto pidiendo créditos a los banco. Tengo 20 años trabajando sin horarios. No hice mi plata de la noche a la mañana", aseveró.

"Soy exitoso y es que en el fondo de esto, el problema es que soy un provinciano emergente, por ejemplo es sabido que un hombre muy rico y lleno de admiración es Carlos Rodríguez Pastor, un hombre que era empleado de un banco y hoy quizá sea el hombre más rico del Perú, en ese ejemplo nadie ve ningún problema, pero ¿cuál la diferencia? es que no soy parte de la gentita limeña, lo que pasa es que soy cholo con plata que solo puede ser narcotraficante o corrupto, eso es prejuzgar", precisó.

Dijo ser un "cholo chambeador". "Han llegado a cuestionar que he comprado en USA, para comprarlo lo hice a través de un crédito bancario americano y el sistema americano investiga a los clientes y tengo la prueba de toda la investigación el banco americano, como persona expuesta públicamente. ¿Creen que hubiera prestado un dólar a una persona vinculado al narcotráfico o investigado por la DEA?, por supuesto que no", detalló.

A reglón seguido, dijo que le indigna cada mentira. "Una acusación tan seria como que Keiko (Fujimori) me hubiera dado US$ 15 millones para 'lavar'. Jamás he recibido plata de Keiko (Fujimori), pero mienten descaradamente que la DEA ha afirmado que están investigándome, eso no es cierto", remarcó.

El congresista dijo, seguidamente, que no va permitir que le coloquen el apodo de 'narcotraficante'. "No lo voy a permitir. Hoy, se sabe que todo es mentira, la DEA ya trajo abajo todo este reportaje que no es otra cosa que un psicosocial contra Keiko Fujimori, porque hay gente en nuestro país dispuesto hacer cualquier cosa dispuesta a impedir que sea la próxima presidenta del Perú", apunto.

Agregó que "esto es guerra sucia, a tres semanas de las elecciones". "Si no fuera poco, ayer personas del canal 4, del programa de los reportajes que acusan sin pruebas, sin investigación, han llamado a la casa de mi exesposa y le dijeron a mi menor hija que están haciendo un reportaje sobre una denuncia de lavado de activos contra su mamá. Esto no lo voy a tolerar, con la clara intención de intimidar a mi hija", recalcó.

Ante lo cual anunció que va iniciar las acciones legales contra las personas responsables del reportaje, emitido el domingo pasado, que lo implica en una supuesta investigación de la DEA, tanto en Perú como en el extranjero. "También presentaré una acción formal ante el Consejo de la Prensa Peruana. No voy a permitir que nadie manche mi honor, ni el de mi partido. Me asiste la ley", dijo.

Respecto a su relación con Jesús Vásquez, supuesto informante de la DEA, el congresista Ramírez precisó que un familiar se lo presentó. "Cuando me ofreció un negocio lo escuché, pero cuando me dí cuenta que solo me paseaba por los hangares de Miami, lo único que hice fue cortar totalmente la comunicación con él, hace tres años", contó.

Consultado sobre la existencia de un presunto audio en la que se señala que habría recibido US$ 15 millones de Keiko Fujimori para 'lavarlo' dijo que "puede asegurar contundentemente que ese audio es imposible que exista, porque no he recibido ni un sol de Keiko Fujimori, por lo tanto ese audio no existe. Si la DEA emitió un comunicado de que no hay investigación contra la candidata Fujimori y ese audio la involucra, de qué audio estamos hablando, de por si es inexistente".