París (AP).— Hombres enmascarados irrumpieron hoy en las oficinas de un medio satírico francés, matando a 11 personas antes de huir, según policía y testigos. El semanario había recibido antes críticas de musulmanes.

Xavier Castaing, responsable de comunicación de la policía de la prefectura de París, confirmó las muertes en la balacera registrada en la sede de Charlie Hebdo, una publicación semanal que ya había recibido repetidas amenazas por sus caricaturas del profeta Mahoma, entre otras publicaciones controvertidas.

Francia elevó su nivel de alerta al máximo, y el presidente del país, , describió el incidente como un "atentado terrorista".

"Varios ataques terroristas fueron frustrados en las últimas semanas", dijo el mandatario durante una visita al lugar de los hechos.

Altos cargos del gobierno planeaban una reunión de emergencia.

Luc Poignard, del sindicato policial SBP, dijo que los atacantes escaparon en dos vehículos.

Un testigo del ataque, Benoît Bringer, dijo a la televisión iTele que vio a varios hombres encapuchados con armas automáticas en las oficinas del medio, en el centro de París.

Las oficinas de Charlie Hebdo fueron atacadas con bombas en 2011 tras un número con una caricatura que parodiaba a Mahoma en su portada. Casi un año más tarde, el semanario volvió a incorporar publicar groseros dibujos sobre el profeta, cosechando denuncias en todo el mundo musulmán.