El Quinto Juzgado Constitucional de la de Lima declaró infundada la medida cautelar solicitada por Elizabeth Canales Aybar, decana de la Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos sobre la intervención de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria ().

Además declaró infundado el pedido del rector de la Universidad Enrique Guzmán y Valle, Vladimiro Del Castillo Narro, quien requería no modificar su cronograma electoral por considerarlo una injerencia de la Sunedu a la autonomía universitaria.

La Sunedu dispuso como fecha máxima el 31 de diciembre del 2015 para que las universidades públicas autorizadas puedan aprobar sus estatutos, elijan y designen a sus nuevos decanos; disposición que el rector de La Cantuta y la referida decana de la UNMSM pretenden dejar sin efecto con la suspensión temporal del acuerdo de la superintendencia.

Según la resolución emitida por el Quinto Juzgado se explica que la primera disposición complementaria transitoria de la Ley N° 30220, que es la nueva Ley Universitaria, establece la designación de las nuevas autoridades debe realizarse antes que concluya el período de mandato de las autoridades vigentes.

"En ambos pedidos, no se aprecia fundamento en lo solicitado, puesto que, en el caso de la decana se cuestiona el cese del cargo que desempeña, sin embargo, la Sunedu no tiene facultad para ello", señala el fallo.

Sobre lo solicitado por el rector de La Cantuta se ha declarado constitucional la Ley Universitaria por lo que "todas las universidades deben cumplir con la ley".